Basura celeste: Una historia para tres destinos

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Ricardo Solís
La escritora y actriz inglesa Anna Hope (Manchester, 1974) es, en mayor medida, reconocida por su presencia en la pantalla chica y, sin embargo, su trabajo literario merece atención porque sin ser abundante –apenas tres libros publicados– está lejos de la simpleza y la banalidad, algo que se aprecia perfectamente en su primera novela, Despertar (Literatura Random House, 2014), una historia en la que tres personajes femeninos definen sus destinos de cara al reciente fin de la I Guerra Mundial y sus consecuencias, durante un lapso de cinco días (del 7 al 11 de noviembre de 1920) en los que se sigue el trayecto del cadáver anónimo que se depositaría en el célebre monumento al Soldado Desconocido.

Antes que nada, debe anotarse que a pesar de la lentitud que acusa la prosa de Hope en las primeras páginas del libro, la narración se torna más dinámica conforme se intuye que los acontecimientos que marcan las vidas de Hettie (joven bailarina que “ficha” en un club de Swing), Ada (una madre que perdió a su hijo en la guerra) y Evelyn (quien se acerca a la madurez muy afectada por la relación conflictiva con su hermano) comenzarán a cruzarse para que sus secretos salgan a la luz, todo mientras se intercalan los detalles del viaje de una osamenta sin nombre hacia su morada pública en Londres.




Varias cosas resultan sorprendentes en esta novela: primero, que la investigación exhaustiva que debió realizar la autora no impide que la ficción fluya de manera cómoda y se cargue de emotividad cada que se describen entornos o sucesos con una precisión que se agradece; en segundo lugar, los personajes –en especial sus tres protagonistas– poseen una dimensión humana que consigue mantener el interés de cualquier lector, una impresión que se refuerza con la calidad de los diálogos y los oportunos “saltos” en la estructura capitular.

Por otra parte, es justo hacer notar que la traducción –de Cruz Rodríguez Juiz– es más que solvente pero, sin que ello signifique algún menoscabo para el disfrute del libro, opta por titular la edición como Despertar, cuando la palabra inglesa que Anna Hope escoge es “Wake” y, puesto que al principio se consignan sus tres significados esenciales, el vocablo en español parece circunscribirse a uno solo (el de “volver en sí”), dejando de lado las poderosas ideas que pueden suscitar el “traer a la memoria algo ya olvidado” o la “interrupción del sueño”.




Ahora bien, Despertar no es para nada una novela condescendiente; puede, por momentos, volverse muy “visual”, brindar la ilusión de que se aprecia con nitidez el espacio donde cada personaje se desenvuelve, pero de igual forma es capaz de brindar una perspectiva en la que prima lo sensible, en la que podemos convencernos de compartir o comprender la amargura, el miedo, la desazón, la duda o lo que provoca cualquier ausencia determinante para estas tres mujeres.

Quizá, después de todo, esta novela peca ligeramente al resolver (no de modo definitivo, claro) en su final sus tres historias entretejidas y dar una esperanza de cambio “positivo” para las vidas de Hettie, Ada y Evelyn. No importa. Hay novelas que valen por aquello que consiguen “despertar” en sus lectores, qué más da si al concluir nos abren una serie de “puertas” inesperadas. Ninguna de las formas que asume la felicidad es perfecta.




Ricardo Solís (Navojoa, Sonora, 1970). Realizó estudios de Derecho y Literaturas Hispánicas en la Universidad de Sonora. Ha colaborado en distintos medios locales y nacionales. Ganador de diferentes premios nacionales de poesía y autor de algunos poemarios. Fue reportero de la sección Cultura para La Jornada Jalisco y El Informador. Actualmente trabaja para el gobierno municipal de Zapopan.


– PUBLICIDAD –


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Un comentario en "Basura celeste: Una historia para tres destinos"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *