Tuercas y tornillos: La selfi de un mesías mexicano

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Dr. Mario Alberto Velázquez García | Academia Mexicana de Ciencias
El periódico norteamericano público en su edición en español una nota titulada: López Obrador lidera a sus partidarios en una marcha por ciudad de México. El artículo va acompañado de una foto, la misma ha sido ampliamente difundida en redes sociales. Mis amigos seguidores del presidente me mandaron dicha imagen y podía ver la satisfacción de sus rostros porque, desde su perspectiva, esta postal ilustra de manera evidente la legitimidad que ha mantenido durante cuatro años de gobierno el presidente de la república. Quisiera hacer algunas observaciones sobre la foto.

Hace unos días, Enrique Dussel, uno de los ideólogos más importantes de la llamada “cuarta transformación”, caracterizó el liderazgo del presidente como “mesiánico” por ser una condición de paladín que otorga el “Pueblo”, diferenciándolo así (me parece que equivocadamente) del liderazgo carismático del que habló Weber. La foto busca ser una demostración de ello: la imagen nos muestra a López Obrador rodeado de las personas, la mayoría dirige sus miradas y cuerpos hacia el presidente, como buscando tocarlo o al menos estar cerca de él. Para alguien que se asume ya no como “dueño de sí mismo”, sino representante del pueblo, este tipo de imágenes seguramente serán el equivalente de una selfi.

Observando con un poco de mayor detenimiento la fotografía, podemos notar que no se trata de una toma casual; no es una imagen tomada en “el momento justo”. La fotografía fue previamente acordada y coordinada; no me refiero a los cientos de personas que rodean al personaje central sino a los principales actores, incluido el mismo fotógrafo. El presidente está en el centro de la imagen, pero su cuerpo destaca al menos desde el pecho frente al resto de las personas. El hombre que esta justo enfrente del presidente apenas llega a su hombro. López Obrador no es un hombre alto, para lograr destacar su figura en una multitud como esta, Obrador tuvo que estar colocado sobre alguna especie de templete o superficie. Esto le permitiría descollar en el momento de la imagen. Pero no sólo esto, Andrés Manuel López mira fijamente a la cámara, su cuerpo mismo está dirigido en esa dirección; como sabiendo que va a ser retratado. El presidente es la única persona en toda la composición que parece ser consciente de la presencia del fotógrafo, que, desde un plano alto, retrata la escena.

La imagen parece tener al menos otro significado. A diferencia de lo que pasó durante las seis horas que duró esta marcha, vemos al lado del presidente a dos figuras: detrás de él, esta la jefa de gobierno de la ciudad de México, Claudia Sheinbaum y delante del presidente a su lado izquierdo, está el Secretario de gobernación, Adán Augusto López. En una país que le gustan los símbolos y los significados, una fotografía donde destaca, en primerísimo lugar el presidente y después sus dos principales “fichas” en la campaña presidencia parece difícil que se trate de una coincidencia. Un viejo líder sindical decía que en la política mexicana, el que se mueve en la foto, no sale. Por lo pronto, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se movió durante la marcha y tal vez en la carrera de los (des)tapados.Separador - La Chicharra

MARIO ALBERTO VELÁZQUEZ GARCÍA
Profesor- Investigador de El Colegio de Sonora
Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel 1. Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC). Doctorado en Ciencias Sociales con Especialidad en Sociología, El Colegio de México. Maestría en Ciencias Sociales con Especialidad en Desarrollo Municipal en El Colegio Mexiquense. Licenciatura en Sociología, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Director de la Revista: “Revista Científica de Estudios Urbano Regionales Hatsö-Hnini”, www.revistahatsohnini.com.mx.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *