Espejo desenterrado: Sauceda de nostalgia

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Karla Valenzuela
Es cierto: ya no somos tan jóvenes para andar de fanáticos de bandas de rock. Es cierto: ya nos cansamos si vamos a un lugar y no hay dónde sentarnos. Es cierto: muchas de las letras de las canciones de las bandas locales que nos tocaron cuando apenas empezaba nuestra juventud ya envejecieron, quizás junto con nosotros. Es cierto: ya no somos los mismos.

Dice Joaquín Sabina que “no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió”, y también es cierto. Pero lo verdaderamente más cierto que cualquier cosa es que todos, alguna vez, – por mínima que sea- apelamos a esa nostalgia de los días que vivimos y ya no son, de lo que se nos fue y ya no tenemos. Por eso, sólo por eso, yo sí fui el fin de semana pasada al festival de rock que se organizó en La Sauceda y, por un instante, pude creer que el tiempo no había transcurrido, o mejor aún, que todo volvía a ser como antes con la experiencia de hoy en día. Y añoré lo que sí existió: la música que quizás por primera vez pude escuchar ahora sí con toda claridad porque ahí sí hubo buen sonido, instrumentos musicales de primera y músicos un tanto más experimentados.




Claro, ya nada es como antes. Hubo grupos con nuevos integrantes supliendo a los originales, pero ni eso pudo demeritar la propuesta musical, al contrario, se percibieron grupos más consolidados, como en el caso de La Última Vuelta, que contó con la participación vocal de Pablo Ramírez, o en el caso de Uriel, con Hecho en Méjico, todo un profesional.

Y así, en una Sauceda prácticamente muerta y sin luz, la noche brilló, aunque también brillaron por su ausencia muchos de los que siempre critican que no se hace nada diferente en Hermosillo. Esto fue distinto y fue bueno.

Desde aquí va un gran abrazo de nostalgia para quienes participaron, para quienes organizaron y para quienes nos reencontramos el sábado pasado.  ¡Rock!




*Karla Valenzuela es escritora y periodista. Es Licenciada en Letras Hispánicas y se ha especializado en Literatura Hispanoamericana. Actualmente, se dedica también a proyectos publicitarios.


– PUBLICIDAD –


 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

One thought on “Espejo desenterrado: Sauceda de nostalgia

  1. Karlira hermosa me sorprende tu pasión por el rock y vislumbro que por el rock eléctrico, el pesado y pasa por el color favorito de tu vestuario y la aparente contradicción de tu amor por las letras, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *