Zacarías Páez: Pinta, vive y se siente “exageradamente bien”

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

“Ya no hay pretexto; hay que trabajar mucho en actualizarnos siempre”, dice

Por Karla Valenzuela
Él dice que su formación primero que nada es de arquitecto; yo creo que lo que pasa es que es artista visual en toda la extensión de la palabra, porque todo lo visualiza, lo sueña, y lo pinta de realidad para transformarlo siempre en algo mejor. Así es Zacarías Páez, el hombre de la mirada abierta, la voz profunda y la mente clara. El ser humano que todo lo ve – y cómo no- “exageradamente bien”.

 “Estoy muy sorprendido de esta renovación que se da últimamente, donde nos hemos metido todas las disciplinas con todas las disciplinas, y entonces ya cada vez más se difuminan las barreras entre una y otra; sin embargo, no es nuevo, sucedió en los 60’s con Fluxus y sucedió a principios del siglo pasado con Marcel Duchamp, y ha ocurrido en todas la épocas: ese sentimiento de hacer cosas nuevas y de hacer trabajo multidisciplinario”, dice Zacarías.

Y es que, aunque en este momento está totalmente dedicado a atender la Coordinación de Artes Visuales del Instituto Sonorense de Cultura, a través de la cual contribuye a difundir las propuestas de los artistas de Sonora, dentro y fuera del Estado, y también fuera de México, su producción creativa no cesa.

“Estoy muy metido ahora en las innovaciones que estoy haciendo. Mis soportes son ahora los pixeles; estoy trabajando mucho en nuevas tecnologías, y de ahí van a salir las nuevas propuestas. Ahora el trabajo es nada más digital, pero de ahí van a salir impresiones e instalaciones, y van a salir objetos que en este momento sólo trabajo en digital; entonces, en el momento en que me desocupe un poco, voy  a revivir esa producción”, explica.

La Chicharra: Zacarías Paez

 

Un sonorense que ha dejado huella en el mundo

Nacido en Nogales, Sonora, en 1948, Zacarías Páez ha sabido cuál es su vocación desde siempre. Pintar, imaginar cosas nuevas, ha sido parte de su vida en todo momento.

Desde 1967, cuando comenzó la escuela de Arquitectura, en Guadalajara, Zacarías no ha dejado de producir, ni de exponer; su más reciente propuesta se exhibió hace unos meses en un Foro de la Universidad de Sonora.

“Cuando expuse en Río de Janeiro (1992), fue una exposición que duró una semana, y ha sido una de las más importantes de mi vida; no se trata de tiempo, sino más bien de qué pasó con las exposiciones, y luego de esa, en especial, pasaron muchas cosas buenas con esa obra”, recuerda.

Fue ahí, el momento donde ganó la Medalla de Plata de la Asociasao de Disenho e Artes Visuais, y además, dejó una colección de obra de autor en el Centro Cultural del Banco do Brasil.

Actualmente, aunque produce, no se dedica al cien por ciento a exposiciones nuevas, pero están proyectadas en un futuro.

 “Tengo una invitación para exponer en Dinamarca, desde hace dos años, pero con el trabajo en el Instituto, para mí es muy difícil, por lo menos, hacer exposiciones; sigo trabajando mucho, y el tiempo que me queda libre lo dedico a producir”, afirma.

Zac, como lo llamamos sus amigos, rememora que cuando Poly Coronel lo invitó a trabajar con ella en esta administración del ISC le pidió que hiciera propuestas con creatividad y, desde entonces, se rodeó de un equipo creativo.

De ahí, salieron cosas, como las propuestas de Javier Ramírez Limón, que fueron aceptadas y que se llevaron a cabo. Una de ellas es un programa de fotografía adicional al que ya se llevaba a cabo, y la Bienal de Paisaje.

En el primer caso, se seleccionan 18 participantes, los cuales estudian con creadores del Programa de Fotografía Contemporánea, y a través de siete módulos realizan un proyecto cada uno, que después puede exponerse.

En el caso de la Bienal de Paisaje, ésta es la primera vez que se cita a los artistas visuales de la República Mexicana, y se tuvo una respuesta multitudinaria.

Ambas propuestas se exponen actualmente en MUSAS, en Hermosillo, y se expondrá esta obra también en el Distrito Federal.


La Chicharra: Zacarías Paez

Innovador… insomne… soñador

Zacarías sabe aprovechar hasta el insomnio para crear, máxime, desde que descubrió que a través de un Ipad también puede producir, ponerse audífonos y, a partir de ahí, comenzar a soñar despierto, dibujando, planeando, planteando nuevas obras.

“Me he adelantado siempre a la cuestión tecnológica y, cuando llega a mis manos algo nuevo, ya lo había pensado. A mí siempre me impresionaba aquello de la bolita de cristal y no sabía que en poco tiempo iba a tener esto; el Ipad es una bolita de cristal que todo le preguntas y todo sabe y todo tiene; es maravilloso”.

Gestor y artista, pero principalmente pensador de su tiempo, Zacarías Páez cree en un cambio en las políticas públicas.

“No podemos pensar que esto no va a cambiar; siempre tiene que haber mejores propuestas, el artista se tiene que preparar más en la procuración, no nada más de fondos, sino también de políticas públicas, de mejores funcionarios, más conocedores de lo nuestro”, visualiza.

Y como visionario que vive en un mundo globalizado, plantea artistas sonorenses que sobresalgan cada vez más a nivel internacional.

La Chicharra: Zacarías Paez

 

Combina su labor como artista y funcionario

Con más de tres decenas de exposiciones a lo largo de diversas partes del mundo, condecoraciones nacionales e internacionales, Zacarías Páez no es nuevo en esto de trabajar para lograr divulgar el arte de los sonorenses. Ya antes había sido Coordinador de Artes Visuales, de 1994 a 1999, en el ISC y, en toda ocasión, aprovecha para hacer énfasis en lo que se hace en estas tierras en materia artística.

“Me siento muy satisfecho de que estar aquí, de que me hayan invitado a formar parte del ISC, y de haber aceptado; es muy importante para un artista que está produciendo ser parte de la burocracia, entenderla; y es parte también muy importante para un funcionario saber lo de fuera y poder entender a la gente a la que está sirviendo; entonces es algo que yo les digo siempre a quienes han sido coordinadores: no deben dejar de trabajar en su obra. Yo trabajo mucho estando fuera o dentro de una administración, en mi propuesta creativa, entonces, yo creo que se complementan ambas cosas”, asegura.

Zacarías tiene la gran ventaja, como funcionario, que es artista y conoce a todos los artistas visuales de Sonora, son sus amigos, conoce sus necesidades y, consciente de que su trabajo es atender a los creadores, ya sabe qué se necesita para servirlos.

“Sé a quién invitar a trabajar conmigo y eso es lo que me ha dado resultado”, explica.

Hace unos 20 años, Páez fue coordinador de artes visuales por primera vez; de entonces a la fecha, asegura que la situación ha cambiado para mejorar, desde el presupuesto hasta la manera en que, tanto funcionarios como artistas, conciben la gestión cultural. Ahora, más que nunca, pueden trabajar en conjunto.

“El nivel de trabajo que se está haciendo en Sonora va para arriba; en este momento, a nivel nacional, ya se sabe quiénes son los que están trabajando en el Estado”, señala.

Él es de los que piensa que debe de ser cordial la relación con los creadores y con las administraciones, trabajando o no en una institución.

“Los creadores jóvenes no pueden tener esa información de que ahora estamos mejor que hace 20 años, y yo con esa analogía te puedo decir que dentro de 20 años vamos a estar mucho mejor”, enfatiza y, con una sonrisa, que sólo le da la certeza de un futuro donde los artistas estén, como él,  exageradamente bien, termina la entrevista, deja su escritorio, dejando un sentimiento esperanzador a su paso.

La Chicharra: Zacarías Paez

 

 

 

Ver Cronología de trayectoria

 

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Un comentario en "Zacarías Páez: Pinta, vive y se siente “exageradamente bien”"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *