Espejo desenterrado: Somos cerebro

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Karla Valenzuela
Este 22 de julio se celebra el Día Mundial del Cerebro, una fecha instituida por la OMS para destacar la importancia de una buena salud cerebral y a concienciar a la población sobre las enfermedades que afectan al cerebro.

También, este día debió ser creado para enfatizar la utilidad de ejercitar a diario esta parte tan importante de nosotros mismos y que, a pesar de que hacemos todo con y a través de él, simplemente decidimos no tomarlo en cuenta.

Jonathan Swift tiene una frase célebre que dice “Libros, los hijos del cerebro”. Y vaya que tiene razón. Leer nos abre la mente, nos da otra perspectiva del mundo y de la vida y, sí, hasta nos ayuda a seguir sanos en todos los sentidos.

Ya hay argumentos neurológicos para enfatizar los beneficios que la lectura ofrece a la mente. Incluso, un estudio divulgado en un diario inglés pone al descubierto que leer un  libro puede potenciar la conectividad en nuestro cerebro, efecto que puede prolongarse hasta por cinco días.

Esta “neurolubricación” está en la corteza temporal izquierda, región ligada a las habilidades psicomotrices, así como a la receptividad lingüística.

Se supone que, al leer, lo que sucede es que se genera un sentimiento de profunda empatía con, por ejemplo uno de los personajes, y eso en tu cerebro se traduce como si lo encarnaras tú mismo, detonando una enérgica actividad cerebral.

Luego, está comprobado, de manera científica –y con bases ciertas- que la lectura ayuda a mantener la salud cerebral, de ahí que ya exista en el mundo la llamada “biblioterapia”.

Por otro lado, hay investigaciones que comprueban que adoptar medidas preventivas, como la lectura, ayuda a que no aparezca el Alzheimer, en vista de que que leer retarda y previene la pérdida de memoria.

De modo que en este Día Mundial del Cerebro, hagámosle honor a este día leyendo y haciendo ejercicios de pensamiento, que al final es lo que mueve al mundo entero y el segundo órgano que importa, diría el buen Woody Allen.

 

 

*Karla Valenzuela es escritora y periodista. Es Licenciada en Letras Hispánicas y se ha especializado en Literatura Hispanoamericana. Actualmente, se dedica también a proyectos publicitarios.


– PUBLICIDAD –


 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *