sábado, junio 15, 2024
AntropologíaColaboracióntuercas y tornillos

Tuercas y tornillos: Las nuevas diferencias entre la derecha y la izquierda

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Dr. Mario Alberto Velázquez García | Academia Mexicana de Ciencias
América Latina parece ser un escenario fértil para experimentos políticos a escala nacional, tanto de grupos de izquierda como de derecha. El nuevo caso será el que está configurándose en Argentina con la llegada de Javier Milei a la presidencia de este país. Este proyecto de la derecha por dirigir un país es mucho más radical que el aplicado en Chile después del golpe de estado; los llamados “Chicago Boys” lucen como un grupo de sentimentales de izquierda frente a las radicales propuestas de Milei.

Desde una perspectiva amplia, la propuesta del nuevo gobierno nacional de Argentina tiene una ventaja: muestra con toda claridad cuáles son las características centrales de los grupos políticos de derecha. Esto resulta fundamental en una época donde existía confusión sobre cuáles eran las características centrales de una ideología este espectro político y una de izquierda.

La propuesta de Javier Milei se resume en dos palabras: mercado y libertades. Estos dos conceptos sintetizan la propuesta de los grupos de derecha actuales. El mercado es presentado como el eje ordenador de todas las relaciones de las sociedades; el sano funcionamiento de un país depende del funcionamiento de este mecanismo de intercambios. El mercado es un espacio de producción, especulación, pero sobre todo de generación de ganancias. Una de las principales características de los partidos de derecha es presentar las decisiones de mercado (es decir, mantener los márgenes de ganancia) como “inevitables” o en el mejor de los casos como lo único “racional” por hacer; de tal manera, que toda medida que genere una “distorsión” al funcionamiento “natural” del mercado generará un problema. Como si la existencia de desigualdades, de pobreza, de ganancias desproporcionadas fuera un fruto de la madre naturaleza que no podemos evitar.

Las libertades, por su parte, son presentadas como la bandera central de sus luchas: conservar las libertades es el lema de todos estos partidos. Pero cuando uno lee las letras pequeñas de esta oferta, notamos que se hace referencia únicamente a las libertades individuales, aquellas que permiten a un ciudadano acumular un arsenal de rifles de asalto en su casa, llevar a la quiebra una compañía con tal de mantener los altos sueldos de los directivos y márgenes de ganancias de una empresa, o que los niños que nacen pobres continúen en esta situación por su “falta de iniciativa” o “no trabajar lo suficiente”; la libertad de las derechas justifica que los ricos aumenten sus caudales y que los pobres continúen así por siempre.

Por su parte, la izquierda se sintetiza en: derechos y “otro mundo es posible”. Los individuos comparten una serie de necesidades que pueden y deben ser cubiertas por los estados, particularmente en una época como la actual, donde existe en realidad una sobreproducción de mercancías, pero existe una desigual distribución de estas. Los derechos han sido el tema central de las luchas de la izquierda desde la Revolución Francesa, donde se comenzaron a establecer una serie de derechos de los que gozan todos los individuos. Los estados son los encargados de garantizar y ampliar estos derechos a la educación, salud, libre expresión de las ideas, religión, sexualidad y la felicidad.

La frase “otro mundo es posible”, acuñada desde el neozapatismo, sintetiza la mirada de la izquierda sobre las realidades de desigualdad, pobreza y destrucción de la naturaleza. Ningún país o persona está condenada a cumplir ninguna “demanda del mercado”; las personas, sus necesidades y con ello lo político, están por encima del mercado: la sociedad es más importante que la economía.

Separador - La Chicharra

MARIO ALBERTO VELÁZQUEZ GARCÍA
Profesor- Investigador de El Colegio de Sonora
Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel 1. Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC). Doctorado en Ciencias Sociales con Especialidad en Sociología, El Colegio de México. Maestría en Ciencias Sociales con Especialidad en Desarrollo Municipal en El Colegio Mexiquense. Licenciatura en Sociología, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Director de la Revista: “Revista Científica de Estudios Urbano Regionales Hatsö-Hnini”, www.revistahatsohnini.com.mx.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *