Celuloide: Yu Yu Hakusho

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixYu Yu Hakusho es una serie de Netflix basada en una popular manga de los noventas escrita e ilustrada por Yoshihiro Togashi. Togashi es un escritor e ilustrador japonés, conocido por las obras Hunter x Hunter y Yu Yu Hakusho.

No sabría decir si los intentos de llevar al formato live action animes tan populares como Dragon Ball, llegaron en mal momento o de plano estaban tan mal producidos que desaprovechaban la popularidad de la historia. Lo cierto es que después del éxito que han tenido series como One piece, han comenzado a desfilar un conjunto de mangas, que sin ser tan conocidas, han logrado acaparar las miradas de la audiencia.

A continuación describiré el argumento básico de la serie, por lo que si el lector considera que con ello nos adentramos en el fangoso terreno del spoiler, favor de saltarse este segmento.

La historia de Yu Yu Hakusho, nos narra la existencia de un universo donde el reino humano y el reino demoniaco estaban conectados; los yokai, que son una clase de nahuales o demonios (debido a que tienen rasgos humanos y animales a la vez), ingresaban al reino humano a cazar humanos. Debido a ello el reino espiritual se vio forzado a crear una frontera para separarlos. En lo que respecta al protagonista Yusuke Urameshi, es un adolescente con mala reputación al que le importan poco las cosas. De pronto se ve atrapado en medio de la escena de un accidente, por lo que muere al intentar salvar a un niño de ser atropellado por un auto. Al tratar de ingresar al mundo de los muertos, las autoridades le dicen que no era su momento de llegar ni al cielo, ni al infierno, por lo que para regresar a la tierra y recobrar su forma humana debe trabajar para ellos como una especie de detective espiritual.

Desde un inicio sabemos que se trata de un anime, pero al live action no le interesa si eres fan o no de la historia original. La producción respeta la base de la historia y se apoya en ella para desarrollar sus personajes, pero también es cierto que sigue otras líneas, tratando de atraer otro tipo de audiencia. Algo que la puede diferenciar bastante de un comic, es que no se toma mucho tiempo en tratar de describir a los personajes o las situaciones de una manera compleja, más bien toma prestada la historia y la llena de acción y peleas, convirtiéndose por momentos en una coreografía artemarcialista con efectos tipo Matrix, en lo personal a mí me recordó bastante a la serie coreana A la caza de espíritus malignos. Hay momentos muy anime donde parece que se detiene el tiempo en una pelea, para que la audiencia conozca los pensamientos de los personajes, que pueden estar sangrando desde el suelo mientras su rival espera que acaben su monólogo. Algo parecido a lo que hacían en Dragon Ball, en medio de una pelea o en Supercampeones, cuando alguien tiraba a gol. Hay efectos especiales de CGI que ayudan a la ficción, y hay otros que se pueden considerar un poco primitivos.

Yu Yu Hakusho es definitivamente recomendable, aunque no es la historia más original, funciona dentro de los parámetros del género. Si hay algo que reprocharle, aparte de los efectos especiales ya mencionados, es que precipita los acontecimientos, sin darnos tiempo de conocer algunos detalles de la historia. Me dio esa impresión con el monstruo devora almas, o cuando los personajes viven su proceso de entrenamiento. Entiendo que los escritores deben adaptar la historia para convertirlo en un live action comercial, pero creo que se quedan cortos en algunas explicaciones. Y es que cuando manejas un tono dramático, tienes que familiarizar a la audiencia con las emociones y pensamientos de los personajes, y en ocasiones la producción no se daba a la tarea de conectar los elementos. Uno de los temas recurrentes es la debilidad de los humanos y los yokai por el poder.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *