miércoles, abril 24, 2024
AntropologíaColaboracióntuercas y tornillos

Tuercas y tornillos: La Garza y el Movimiento Estudiantil en Hidalgo

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Dr. Mario Alberto Velázquez García | Academia Mexicana de Ciencias
En la pequeña ciudad de Túnez, Sidi Bouzid, el vendedor de frutas Mohamed Bouazizi se auto inmoló por los abusos policiales. Esto generó una protesta local que después se extendería dando origen a la llamada “primavera árabe”. Días antes de que Mohamed Bouazizi se prendiera fuego a sí mismo, las autoridades de Túnez y Egipto tenían una sólida estructura legal e ilegal que les permitía mantener el control sobre la población.

El video de la autoinmolación fue compartida y reproducida por miles de personas. Esta comunicación entre los ciudadanos generó un descontento e indignación contra las autoridades. Aunque se intentó detener las nacientes protestas cerrando el acceso a redes como Facebook, fue muy tarde. Las personas tomaron las calles y terminaron por derrocar a los gobiernos de Túnez y Egipto.

Las protestas requieren de un relato, de una imagen poderosa que sintetice cuáles son las causas del descontento y quiénes son los responsables. En el caso de Túnez, el joven sintetizó con su acto la desesperación por la violencia y la corrupción de las autoridades.

La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) hasta hace un mes, parecía una institución donde difícilmente podría tener lugar un movimiento estudiantil de protesta. La UAEH tiene una serie de mecanismos formales e informales que les permitían inhibir cualquier expresión de descontento. Uno de estos se hizo visible al inicio de las protestas: los grupos porriles.

El nombramiento de la Directora del Instituto de Artes, María Teresa Paulín Ríos, generó descontento entre una parte de los estudiantes y profesores de esta institución. Los estudiantes argumentaban que esta persona había realizado actos de violencia psicología contra ellos en forma de apodos y burlas. Respecto a sus compañeros profesores, estos sostienen que María Teresa se mofaba de los que no tenían títulos de doctorado. En el proceso de elección como directora, se denunciaron irregularidades y que los estudiantes y personal eran obligados a acudir a actos políticos.

Los estudiantes organizaron manifestaciones, después de semanas en que se buscó resolver internamente el conflicto. En una movilización frente al edificio central de la UAEH, los estudiantes fueron atacados por un grupo de choque. Como resultados varios estudiantes resultaron heridos. Lo más llamativo fue la imagen de una madre que resultó con su rostro hinchado, ensangrentado y con visibles cortes. Los estudiantes lograron entrar al patio central donde “decapitaron” la estatua de la garza; emblema de esta casa de estudios y lugar donde cada nuevo rector es “mojado” como forma de bienvenida. Estas dos imágenes pronto fueron difundidas por las redes sociales. La imagen de un puño y la garza se convirtió en uno de los emblemas de la movilización, así como el grito: “el que no brinque es Sosa”.

Al igual que sucedió en Túnez y Egipto, la imagen de la madre y los estudiantes golpeados, así como la decapitación de la Garza con todo el simbolismo que esta escultura tenía para la UAEH, sintetizaron su descontento, así como la posibilidad de poder hacer algo para cambiarlo. Pronto, la protesta que no contaba con más de 100 personas se extendió a 5 institutos y al menos 6 escuelas superiores de la universidad. Los padres organizaron una protesta de apoyo y posteriormente los graduados.

El 25 de septiembre la UAEH anunció la renuncia de María Teresa Paulín Ríos a su cargo de directora del Instituto de Artes. Esta medida, contradice lo dicho por el propio rector Octavio Castillo Acosta días antes. No obstante, la medida busca terminar con la movilización estudiantil. Aunque esto parece ya tardío, porque los estudiantes y profesores que respaldaron la demanda original fueron sumando las propias. Las peticiones fueron subiendo de nivel hasta pedir la misma renuncia del rector y la desintegración del llamado “grupo universidad”, que tiene detrás a Gerardo Sosa Castelán.

Estas protestas estudiantiles parecen ser parte de un ciclo de protestas estudiantiles recientemente abierto por el Frente Nacional de Estudiantes de Posgrado (FNEP), quienes protestan ante los recortes que el Conahcyt ha hecho a las maestrías y doctorados que son elegibles para recibir becas y con ello, han dejado a miles de personas sin la posibilidad de estudiar un posgrado. El día 25 de septiembre estudiantes del Instituto Político Nacional realizaron protestas frente al edificio de la Sección de Posgrado e Investigación del IPN en Zacatenco. El 26 y 27 los integrantes del FNEP tenían proyectado tener reuniones con miembros del Congreso Nacional. La unificación de los movimientos estudiantiles podría producirse en el momento en que el actual gobierno federal entra a su último año de gobierno y con ello, una disminución de su poder real. El reto más importante para los estudiantes es poder unificar sus demandas y lograr verse como un grupo que comparte objetivos comunes.Separador - La Chicharra

MARIO ALBERTO VELÁZQUEZ GARCÍA
Profesor- Investigador de El Colegio de Sonora
Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel 1. Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC). Doctorado en Ciencias Sociales con Especialidad en Sociología, El Colegio de México. Maestría en Ciencias Sociales con Especialidad en Desarrollo Municipal en El Colegio Mexiquense. Licenciatura en Sociología, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Director de la Revista: “Revista Científica de Estudios Urbano Regionales Hatsö-Hnini”, www.revistahatsohnini.com.mx.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *