Celuloide: Los crímenes de la academia

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixDesde el nacimiento del cine los realizadores adoptaron a Edgar Allan Poe como una fuente inagotable de inspiración visual. D. W. Griffith produciría La conciencia vengadora, en 1914 basándose en El corazón delator y El pozo y el péndulo, parte de la colección narrativa del autor estadunidense. Y es que la atmosfera entre gótica y macabra que genera el autor de Boston resulta muy atractiva para el lenguaje cinematográfico. Personajes que exponen la obscuridad de la mente humana, el romanticismo, la muerte, la culpa, el asesinato son ingredientes recurrentes en la pluma de Poe.

A fines de la década de los veintes se estrenaría la adaptación francesa de Jean Epstein del cuento La caída de la casa Usher. Directores como Roger Corman producirían su versión fílmica de historias como El péndulo de la muerte (1961), El cuervo (1963) y La máscara de la muerte roja (1964). No olvidar las Historias extraordinarias italianas donde Federico Fellini adaptaría su versión del cuento Nunca apuestes tu cabeza al diablo. Desde entonces se han filmado un sin número de versiones más de sus cuentos en televisión o el cine pasando por Los Simpson, Tim Burton y Guillermo del Toro. Es por eso que en este fin de semana en El Celuloide hablaremos sobre Los crímenes de la academia.

Los crímenes de la academia es una película del 2022 dirigida por Scott Cooper, basada en la novela The Pale Blue Eye, de Louis Bayard. Scott Cooper es un director apadrinado por el actor Robert Duvall, quien ha aparecido en algunas de sus películas como actor y productor.

Louis Bayard, influenciado por la vida y obra de Edgar Allan Poe, lo introduce como un personaje dentro de su novela. Lo anterior no es necesariamente fiel a la biografía de Edgar Allan Poe, pero si una mescolanza de ficción y realidad. El autor de El Cuervo sí asistió a la academia militar West Point convirtiéndose en cadete de la misma.

El actor Christian Bale interpreta al detective Augustus Landor quien es contratado para resolver crímenes dentro de la academia West Point. Ahí conoce al soldado raso Edgar Allan Poe interpretado por el actor británico Harry Melling, quienes algunos recordaran por su participación en Harry Potter (es el niño cachetón Dudley Dursley). Augustus recluta al joven Poe como una especie de escudero (una dupla a lo Holmes/Watson) para ayudarlo a resolver los acertijos que les va imponiendo el misterioso asesino.

La mancuerna de Bayard y Cooper convierten la película en un constante homenaje a la obra de Poe, llenando de invariables referencias a la historia. Augustus es una especie de Auguste Dupin, el detective del escritor estadounidense. Los crímenes de la academia son los crímenes de la calle Morgue. Las mujeres que aparecen en la película son un reflejo de Virginia la musa de Poe. Al parecer es la obsesión por perseguir al fantasma del autor lo que en ocasiones no permite que la película pase de ser un buen homenaje a un filme que cobre vida por sí mismo.

Porque si: porque la mancuerna que conforman Christian Bale y Harry Melling es de lo mejor que tiene la película. Cuando ellos aparecen juntos tratando de resolver los asesinatos somos atrapados por la ficción.

Porque no: porque la adaptación de la novela no consigue estar a la altura de la producción. Tal vez aquí es donde encontramos la principal debilidad de Scott Cooper. Tenemos una media hora donde la trama se alarga sin que el misterio avance, luego entonces la película se vuelve predecible y no es que adivinemos lo que va pasar al final pero se nos introduce a una nueva película para explicar el misterio que se nos había planteado al inicio. No es que el móvil del crimen estuviera ahí todo el tiempo y no lo conseguíamos ver, es que no te había contado esa parte de la historia.

En fin, creo que la película consigue atrapar nuestra curiosidad aunque se queda corta a la hora de ubicarla dentro del universo fílmico de Poe. ¿Ustedes que opinan?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *