Tuercas y tornillos: La crisis del agua en Monterrey, última llamada para Hermosillo

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Dr. Mario Alberto Velázquez García | Academia Mexicana de Ciencias
La crisis de agua en la ciudad de Monterrey toma por momentos características apocalípticas: peleas en la calle de gente que lucha por el valioso líquido, robos de agua entre vecinos, fotos satelitales que muestran la desaparición de una enorme presa y una autoridad estatal rebasada sin capacidad de plantear soluciones.

Uno de los poemas más famosos de la historia fue escrito por el pasto luterano Martin Niemöller: “Primero vinieron por los socialistas, y yo no dije nada, porque yo no era socialista…luego vinieron por los sindicalistas, y yo no dije nada, porque yo no era sindicalista…luego vinieron por los judíos, y yo ni dije nada, porque yo no era judío…Luego vinieron por mí, y no quedó nadie para hablar por mí”.

Estas líneas siempre han sido usadas para ilustrar los efectos del egoísmo, en este caso frente al crecimiento del Partido Nacionalista Obrero Alemán, conocido por todos como el partido Nazi. Las personas en lo individual y algunos grupos en sus intereses generales, decidieron adaptarse o aprovechar las ventajas que podían obtener para ellos al formar parte del nuevo poder dominante. Estas personas y organizaciones no les importó los efectos negativos que algunas de las políticas raciales o autoritarias tenían para el resto de la población, hasta que al final toda la sociedad fue arrastrada a una guerra que terminó con gran cantidad de vidas y la devastación de la sociedad alemana.

Como poema que ilustra el egoísmo, las palabras de Martin Niemöller funcionan perfectamente para mostrar cuál es uno de los temas centrales que está detrás de esta crisis de agua en Monterrey: el distanciamiento entre la sociedad y la naturaleza se manifiesta, en el momento actual, por medio del uso de recursos naturales como el agua bajo criterios económicos e individualistas que privilegian las ganancias e intereses. El agua (la naturaleza) es una mercancía que esta a disposición de quienes pueden pagarla o acapararla, la destrucción de un ecosistema es una consecuencia no deseada, de la “legitima” búsqueda por obtener ganancias.

El poema puede ser reformulado así: “Primero se quedaron sin agua los de Monterrey, y yo no hice nada, por yo no era regio…luego se quedaron sin agua los de La Paz, y yo no dije nada, porque no era paceño…luego se quedó sin agua Hermosillo, y no quedó nadie que pudiera ayudarme a mí…”

La crisis de agua en Monterrey es una llamada de emergencia, no sólo para los distintos gobiernos responsables y la población de esta región, también debería ser una última advertencia para el resto de los mexicanos, particularmente aquellos que habitamos en zonas donde existen limitadas fuentes de suministro de agua. Es indispensable cambiar, no únicamente nuestra forma de utilizar este preciado líquido, sino transformar sustancialmente nuestra relación con el medio ambiente que nos rodea y dejar de considerarnos por encima del resto de la naturaleza. Nuestra supervivencia como especie, y más específicamente como habitantes de determinadas zonas que comienzan a sufrir con mayor intensidad los efectos del cambio climático, dependen de este cambio en nuestra relación con el medio natural.

Separador - La Chicharra

MARIO ALBERTO VELÁZQUEZ GARCÍA
Profesor- Investigador de El Colegio de Sonora
Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel 1. Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC). Doctorado en Ciencias Sociales con Especialidad en Sociología, El Colegio de México. Maestría en Ciencias Sociales con Especialidad en Desarrollo Municipal en El Colegio Mexiquense. Licenciatura en Sociología, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Director de la Revista: “Revista Científica de Estudios Urbano Regionales Hatsö-Hnini”, www.revistahatsohnini.com.mx.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *