Celuloide: Justicieros

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixSin raspar muebles nuestros líderes se jactan del respeto a los derechos humanos pero en las calles se percibe la sensación de que vivimos en el viejo oeste. Las autoridades brillan por su ausencia, los grupos criminales se empoderan, las desapariciones, violaciones, homicidios siguen en aumento sin que se obtenga una reacción contundente por parte de los encargados de la seguridad. La estrategia parece ser no confrontar, ignorar a los malandros mientras la población está atrapada en medio del fuego cruzado. No he revisado el índice global de impunidad pero podría apostar que México se encuentra entre los primeros lugares. Los encargados del poder están enfocados en la campaña para seguir sumando votos lejos de estar ocupados en idear una estrategia para poner un alto a la violencia. Se dice que 11 personas desaparecen al día en México, se calculan alrededor de 90 homicidios y que 1 de cada 3 mujeres sufren de violencia física/sexual. De ahí no extraña que surjan los vigilantes, autodefensas, grupo de madres buscadoras y padres de familia desesperados buscando hacer justicia por su propia mano. Aprovechando el tema en está ocasión hablaremos de Los justicieros o Los jinetes de la justicia.

Los justicieros es una película del 2020 dirigida por Anders Thomas Jensen un guionista y director danés que viene dando de qué hablar desde mediados de los noventas, aunque ha recibido varios premios le ha costado internacionalizarse, por así decirlo, tal vez con esta película se encamine hacia dicho objetivo. Dentro del reparto sobresale el nombre de Mads Mikkelsen un muy buen actor reconocido por su participación en series como Hannibal Lecter, películas como James Bond, Druk, Los secretos de Dumbledore y próximamente Indiana Jones 5. En Los justicieros, Mads Mikkelsen le da vida al soldado Markus, no sabemos exactamente en qué guerra participa pero desde ahí se comunica con su esposa e hija en una relación por demás distante. De entrada el personaje se perfila como ese tipo de personalidades que fluyen dentro de la guerra pero que son algo “inservibles” en la normalidad. La relación con su hija adolescente Mathilde es fría y beligerante, busca acercarse a ella pero no sabe cómo. Markus recibe la noticia de que su esposa ha muerto en un misterioso accidente de tren, Otto un profesor matemático se siente culpable por lo que trata de ayudar a Mathilde y Markus a recuperarse de su duelo. Otto se acompaña de dos de sus colegas: Lennart y Emmenthaler quienes aparte de excéntricos son buenos para el mundo cibernético.

El filme va y viene del género de la acción, al thriller psicológico a la comedia matizada con humor negro y luego se vuelve un cuadro de relaciones padre/hija. Esa combinación de géneros hace que la película por momentos se convierta en una mescolanza de emociones donde te atrapa la sed de venganza de los personajes o la identidad de los “villanos”. El guion nos muestra al capitán Markus liderando un grupo de hombres inteligentes pero sin experiencia en el mundo de las armas, realizan su investigación y juegan con la estadística y causalidad al punto que uno se pone en el lugar de los personajes jugando con la idea de lo que habría hecho en esa misma situación.

Definitivamente recomendable, una película mezcla de acción que juega con el humor negro y la familia disfuncional. A pesar de ser películas con presupuesto limitado las escenas de acción no se quedan debajo de las grandes producciones, el reparto liderado por Mikkelsen está bastante bien equilibrado y te quedas con la sensación de estar viendo una serie que puede tener secuela y precuela. Al final, los ciudadanos que vivimos en países como México hemos sido testigos de cómo la violencia se ha ido normalizando como parte de la vida cotidiana. Sin haber tocado fondo buscamos que un grupo de justicieros ponga orden en un país donde la impunidad está a la orden del día.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *