Celuloide: Last Night In Soho

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixLa violencia contra la mujer representa una crisis social en México, lejos de disminuir o atenderse parece ignorada por algunas autoridades que la normalizan como una práctica arraigada a la cultura tradicional de corte machista. Se dice que más del 60 por ciento de mujeres mayores de dieciocho años han experimentado alguna clase de violencia en el país. En Londres se hablaba de epidemia al contar las 180 muertes registradas de marzo del 2020 a marzo del 2021, me pregunto qué opinaría el alcalde de Londres al enterarse que en México se habla de 969 feminicidios en el 2020 con cifras muy probablemente maquilladas. Esta semana en El Celuloide hablaremos de una película donde se aborda el tema de la violencia femenina: Last night in Soho.

El misterio de Soho es una película británica recién estrenada dirigida por Edgar Wright. Este director inglés ha dirigido películas como Shaun of the Dead, Hot Fuzz y la más reciente Baby Driver. Para tratar de definir su estilo diríamos que mezcla géneros de comedia, drama, acción con toques de terror por ejemplo en Shaun of the Dead realiza un pequeño homenaje a George A. Romero y nos introduce al universo zombie pero mezclando risas y romance. Zombis británicos que no pretender asustar sino hacer reír.

En El misterio de Soho, Edgar Wright nos narra la vida de Eloise Turner una joven provinciana que sueña estudiar diseño de modas en Londres. Desde el inicio de la película nos damos la idea que el personaje posee alguna clase de habilidad psíquica para percibir energías que la rodean en este caso su difunta madre. Eloise nos introduce a un Londres que juega un papel casi protagónico, una ciudad lluviosa, nocturna y tan colorida como un Times Square londinense.

La protagonista es chapada a la antigua, lo podemos notar en la música siempre escuchando los clásicos de mediados del siglo veinte. En su relación con jóvenes de su edad parece no encajar, siempre parece tener una mentalidad diferente que la convierte en una joven solitaria, ensimismada.

A partir de su estancia en Soho nuestra protagonista parece ensoñar con el Londres de los sesentas, en las noches a través del espejo persigue a la enigmática Sandie una joven con la que tiene bastante en común, este personaje es interpretado por la actriz Anya Taylor-Joy. Sandie es víctima de sus propias ambiciones y se deja seducir por un padrote que le promete la luna y las estrellas, como siempre sabemos que esto no acaba bien y desde el otro lado del espejo Eloise trata de hacer reaccionar a su ya querida Sandie. Nuestra protagonista queda atrapada entre los dos Londres sin nadie que la pueda ayudar salvo John un joven pretendiente que estudia con ella en la escuela de modas.

La película cumple su función de entretener pero falla en el desarrollo del guion, Edgar Wright parece querer enredarnos tanto o impresionarnos tanto con el desenlace tipo Club de la pelea que nos termina decepcionando. No puedo revelar spoilers pero es como decir voy a hablar sobre fantasmas, espera no eran fantasmas eran recuerdos, no eran sueños.

Recomendable pero sin ser una gran película, hay momentos que recuerdan al Resplandor de Kubrick otros simplemente recurre a los ruidos o efectos para tratar de asustarte. En su novela A través del espejo y lo que Alicia encontró allí Lewis Carroll nos hablaba de cómo la protagonista puede adentrarse en otra dimensión al comprobar que puede pasar a través del espejo ¿Será la lectura que habrá inspirado a Edgar Wright para filmar El misterio de Soho? La película genera mucha expectativa y la realidad es que no da para tanto, como la comida congelada del súper.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *