La perinola: Estamos solos

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

* Ilustración: Sébastien Thibault

Separador - La Chicharra

Álex Ramírez-Arballo. Doctor en literaturas hispánicas. Profesor de lengua y literatura en la Penn State University. Escritor, mentor y conferenciante. Amante del documental y de todas las formas de la no ficción. Blogger, vlogger y podcaster. www.alexramirezblog.com

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Un comentario en "La perinola: Estamos solos"

  • el 16 mayo, 2021 a las 10:59 pm
    Enlace permanente

    Vas y vienes del tema de los asesinatos del crimen organizado que han aumentado del 2010 para acá… han aumentado desde el 2000 para acá, señorito… y del 2000 al 2018 gobernaron a México la derecha del PAN y la centro derecha del PRI… diga las cosas como son!!!
    y si vas a hablar de asesinatos, debes también hablar de desaparecidos, que es un problema aun más grande… porque a mí sí me han asesinado hermanos y a mí sí me han desaparecido hermanos, y no es lo mismo, imbécil, no es lo mismo.

    dices que no te gusta la ficción y hablas del problema de México como un drama cósmico. Déjate de mamadas.
    Dices hecatombe económica, como si la deuda externa se hubiera duplicado o triplicado como ocurrió en los 70s y 80s, hablas de la pandemia como si no se hubieran tomado todas las acciones desde un principio y permanentemente, como si no se hubieran salvado vidas, como si los ciudadanos no fuéramos co-responsables de las muertes… eres un pendejo.

    Hablas de hecatombe económica como si el dólar costara ahora 40 pesos como sucedió con De la Madrid y con Ernesto Zedillo, macrodevaluaciones. Como si las tasas de interés estuvieran al 250% como en los gobiernos priístas. Como si la inflación estuviera al 80% anual como en los gobiernos priístas de antaño. Hablas como si la Bolsa Mexicana de Valores hubiera explotado y se hubieran ido los capitales del país como les sucedió a los genios economistas neoliberales de quienes tanto lloriqueas por su regreso.

    Hablas de la inseguridad pública y de la amenaza del crimen organizado pero no hablas de su génesis y su evolución… y hablas de cuestiones de procuración de justicias pero no mencionas al Poder Judicial y das trato diferente a las instituciones en un país donde hay división de poderes y donde el margen de maniobra de un estadista se limita a lo que la ley le confiere… Si tú, que te desgarras las vestiduras criticando y señalando, tienes una mejor solución a todo, escúpela.

    Y no digas que nos tenemos a nosotros. En primer lugar tú no vives aquí. Tú vives en un país inundado de drogadictos, donde todos los días aparecen locos matando nomás porque sí en escuelas, hospitales, iglesias, empresas… no digas que nos tenemos como si movieras un maldito dedo por tu país… mejor di: ahí se la echan con sus problemas ustedes, allá en México. Eso sería más honesto y decente de tu parte.

    Y tampoco vengas con las florituras de que la libertad nos permitirá vencer al narcotráfico en México. Has hablado pestes sobre el cristianismo y ahora te pones la bata de que no hay Dios que nos salve. Hipócrita jodido. Nuestro afán de libertad no nos librará del problema que tenemos porque nuestro afán de libertad siempre ha estado ahí, desde antes de que a ti se te ocurriera. Lo que nos sacará del problema será la inteligencia, la voluntad, la capacidad, el surgimiento de voces que sepan y puedan resolverlo, no la verborrea de un cachagranizo que culpa a López Obrador de todo y a quien le atribuye los males que azotado a este país desde hace décadas.

    Criticas por criticar y no tienes razón. Hablas a lo pendejo. Escribes a lo pendejo. Puras mentiras y puras falsedades. Ave de mal agüero. Cuervo con corazón de burgués, bufón al servicio de los defenestradores de la patria. Vendepatrias. Vendido!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *