La Perinola: ¿Hay esperanza para este mundo enfermo? [audio incluido]

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por: Álex Ramírez-Arballo
Álex Ramírez-Arballo, La ChicharraUn principio esencial del cristianismo y de otras religiones, hay que decirlo, consiste en amar a los demás. De niños, nuestros padres y abuelos nos lo recordaban; sin embargo, tengo la percepción de que hoy esto, lejos de ser una guía moral es una absoluta ridiculez. Me explico: creo que estamos viviendo tiempos muy oscuros, tiempos en los que se ha impuesto y aceptado la ley del más fuerte: se ha perdido en grandes sectores de la población la conciencia. Nadie parece sentirse culpable de nada, y eso es mortal.

No amamos a los demás sino a esa imagen distorsionada que tenemos de nosotros mismos. Buscamos ser populares más que útiles, poderosos más que trascendentes.

Me atormenta ver que los políticos y líderes en general mienten con absoluta impunidad, incluso con soltura y desenfado, como si no les quedara en el alma un maldito miligramo de vergüenza

Te voy a decir ahora algo que me atormenta: no comprendo cómo hay tantas personas postradas ante el altar de la violencia, física y verbal, sin que parezcan asomar al rostro el más leve sonrojo. Me atormenta ver que los políticos y líderes en general mienten con absoluta impunidad, incluso con soltura y desenfado, como si no les quedara en el alma un maldito miligramo de vergüenza. Y no pasa nada. No parece habar ninguna consecuencia para sus actos.

No creo que exista una sociedad que se mantenga de pie si ha perdido el respeto más elemental de ciertos principios éticos que le den cohesión y rumbo. En una sociedad regida por el “agandalle” y el abuso se multiplican las víctimas y se fortalecen los verdugos. Se trata de una sociedad decadente, profundamente enferma.

Yo no me rindo y defiendo a muerte lo que creo: un mundo hermanado y solidario, de gente que ame el vivir y que entienda que para ser feliz precisa colaborar con la comunidad a la que pertenece. No es utópico el desearlo, todo lo contrario, es un altísimo deber, hoy más que nunca. La educación me brinda a mí un escenario, modesto si se quiere, pero importante: el aula. Ahí predico, porque en eso me he convertido, en una suerte de predicador que parece no tener más pasión que las causas perdidas.

Esta es una botella lanzada al mar. Nada deseo más que alguien que no conozco la tome, lea su contenido y al sonreír me demuestre que aún hay esperanza.

 Transmisión en radio

Escuche La Perinola, en la voz del mismo escritor sonorense y columnista de La Chicharra, Alejandro Ramírez Arballo.

Audio del 28 de agosto de 2015, en la primera de Panorama Informativo Sonora, con Juan Carlos Zúñiga, en la 102.7 Mix.

Álex Ramírez-Arballo. Doctor en literaturas hispánicas. Profesor de lengua y literatura en la Penn State University. Escritor, mentor y conferenciante. Amante del documental y de todas las formas de la no ficción. Blogger, vlogger y podcaster. www.alexramirezblog.com


– PUBLICIDAD –

SUM Comunicación. Somos tus ideas


 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *