sábado, junio 15, 2024
CeluloideCineColaboraciónColumnaCulturaEntretenimientoOpinión

Celuloide: Luis Buñuel

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixEl 22 de febrero pero de 1900 nacería en Calanda en la comunidad de Aragón el realizador español y mexicano por adopción Don Luis Buñuel Portolés. Con el pretexto de su cumpleaños vamos a realizar aquí una especie de homenaje a partir de las que considero sus mejores películas. Antes de pasar al subjetivo top five algunos datos para conocer un poco más las raíces de tan singular personaje.

La familia de Buñuel gozaba de cierto status que les permitía cultivar el gusto por las artes como acudir al teatro o a la ópera. El joven creció en un ambiente religioso hecho que se reflejaría en el contenido de su filmografía, aunque después se declararía orgullosamente “ateo gracias a dios”. Don Luis de apariencia robusta y mirada intensa practico box por algún tiempo, estudio ingeniería, entomología hasta llegar a la carrera de filosofía y letras. En Madrid ingresaría en la Residencia de Estudiantes donde compartiría experiencias y sueños con figuras como Dalí, Lorca, Alberti y Juan Ramón Jiménez. Con algunos de ellos entablaría gran amistad sin dejar de mencionar a Pepín Bello, con Dalí particularmente viviría una relación de contrastes. Después pasaría a formar parte del grupo de los surrealistas de André Breton en París, ahí aprendió la técnica del cine junto a directores como Jean Epstein y para ese entonces ya había presentado algunas obras de teatro.

Inspirado en directores como Fritz Lang produciría al lado de Salvador Dalí el famoso Chien andalou película por la cual serían alabados por una minoría intelectual europea y repudiados a tomatazos por alguna parte de la audiencia. Se dice que Jung al ver las escenas de la película los declaro simplemente: inpsicoanalizables. Más tarde Buñuel iba huir de su país a partir de la guerra civil, trabajaría en el museo de Nueva York y por un chisme de su ex amigo Dalí llegaría a nuestro país donde le esperaba la sublime era del cine de oro mexicano. Como no se trata de narrar aquí su vida a detalle, dejamos incompleta la mini biografía para pasar a hablar de lo que más nos interesa: sus películas. Yo sin saber que se trataba de él vi El gran calavera con los hermanos Soler cuando empezó a relacionarse con la gente talentosa de la época y dejó atrás a famosas divas como Jorge Negrete y Pedro Armendáriz.

El ángel exterminador (1962)

Gustavo Alatriste fue un productor mexicano que estaba casado con Silvia Pinal, coincidió con Buñuel en aquella mágica época prometiéndole la libertad creativa que México y el cine le habían negado. Buñuel diría después que él mismo se autocensuraba, lo cierto es que llegó a producir algunas de sus mejores películas con está mancuerna (Alatriste/Pinal) ejemplo de ello es El ángel exterminador filme que aborda el tema de la voluntad con el más puro estilo buñueliano. El aragonés declaró que está burguesía que quiso retratar no existía en México, era quizás más cercana a un retrato europeo.

Separador - La Chicharra

Le charme discret de la bourgeoisie (1972)

Desde mi gusto personal la mejor película de su etapa francesa y a donde llevaría la formula buñueliana al máximo, de aquí recuerdo las escenas de sueños del soldado y la controversial referencia al país de Miranda que todo mundo después de verla asociaba con México. Corrupción, política, contrabando y sueños son algunos de los elementos que combina el realizador. Una vez más Buñuel juega con nuestro inconsciente y nos describe la realización de deseos de un grupo de burgueses que divagan en los límites de la realidad y el sueño.

Separador - La Chicharra
Nazarín (1959)

Una de las cualidades que describen a Buñuel es su calidad de contradictorio, presumía su ateísmo pero tenía muchos amigos sacerdotes, para ser ateo era sumamente religioso y la película de Nazarín es prueba de ello. Basándose en la novela de Benito Pérez Galdós nos cuenta la vida de Nazario y su peregrinar por un mundo que desconoce. Buñuel utiliza el quirófano de Pérez Galdós para realizar una operación a corazón abierto al tema de la bondad y la maldad en el hombre. Los tambores que se escuchan al final mientras el actor Paco Rabal se come una piña provienen de su pueblo natal Calanda, que se llena del rugido del cuero todas las semanas santas.

Separador - La Chicharra

Un chien andalou (1929)

Ayer soñé que un grupo de hormigas salían de la palma de mi mano le dijo el joven Dalí al joven Buñuel, y yo soñé que una nube era como una navaja afilada que atravesaba la luna en dos, le contestó el director. Está sería la primera colaboración de los genios ya que después llegaría Gala, la Yoko Ono de Dalí. La película fue financiada por la madre de Buñuel y originalmente le iban a poner: Es peligroso asomarse al interior aludiendo a la frase que aparece en los trenes franceses: es peligroso asomarse al exterior. La influencia del psicoanálisis de Sigmund Freud es evidente así como en la mayor parte de la producción artística surrealista. Se le considera la película más representativa de dicha corriente y recibiría homenajes de parte de directores como Alfred Hitchcock en su película Spellbound de 1945.

Separador - La Chicharra

Los olvidados (1950)

Está película escrita y dirigida por Luis Buñuel ganó el festival de Cannes y aparte fue nombrada patrimonio de la memoria del mundo según la UNESCO. No se intentó romantizar la pobreza como lo haría después el chavo del 8 durante los ochentas o la popular Nosotros los pobres de Pedro Infante sino que al más puro estilo del neorrealismo italiano mostrar el rostro crudo de la pobreza que el México de la época prefería ocultar bajo la alfombra. Buñuel sabía que se podía meter en problemas, por eso al inicio hace una especie de justificación tratando de universalizar la historia que está a punto de contar; algo así como que “está historia puede ocurrir en cualquier urbe como Nueva York, París y Londres”. La historia como tal nos describe la pobreza, la muerte, la sexualidad pero en el subtexto Buñuel aborda el complejo de Edipo, la maldad, la ausencia del padre tan común en México y sin querer queriendo la política. Por eso el director del sindicato de la Anda un total Jorge Negrete pedía que le aplicaran el 33 al extranjero incómodo que se atrevía hablar de esos problemas que en México no existían. Al ser premiado como mejor director en el festival de Cannes la comunidad artística e intelectual de México no tuvo más que retractarse y aplaudir la obra de Buñuel. La escena del sueño de ojitos es de las mejores escenas de sueños que yo haya visto, es una película para repetir las veces que sea necesario.

Queda mucho material sobre Luis Buñuel que vale la pena comentar, y el espacio virtual que nos brinda La Chicharra es limitado a un determinado número de palabras, de cualquier modo si este vídeo llega a los cien mil likes haremos una segunda parte, no se olviden de activar la campanita para recibir notificaciones, ¡saludos!

 


– PUBLICIDAD –SUM Comunicación

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *