Celuloide: Director de dos cabezas

Celuloide: Director de dos cabezas

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixLos personajes de los que hablaré hoy nacieron en el seno de una familia judía de clase media en la ciudad de Minnesota, Estados Unidos en la década de los cincuentas, su mamá fue una maestra de historia del arte y su padre un profesor de economía. Desde niños manifestaron su inclinación por contar historias dedicándose a escribir cómics que vendían apenas a dos centavos, según dicen, en su contenido ya se podía apreciar la intención de hacer reír al público. En sus influencias se habla del cine de Federico Fellini, el cine noir y la comedia de Jerry Lewis, yo agregaría a Alfred Hitchcock por su habilidad de explorar la mente criminal.

El 29 de noviembre cumplió años Joel Coen, el hermano mayor de los hermanos Coen y tomamos su onomástico como pretexto para realizar un pequeño homenaje de su brillante filmografía. Joel estudio cine y su hermano Ethan se inclinó por la filosofía estudiando a pensadores como Ludwig Wittgenstein, quien realizó importantes aportaciones a la lógica y el lenguaje. Por cierto que en el plan de estudios de nuestra escuela de psicología nos tocó estudiar algo de su obra. De cualquier manera a quien ha visto las películas de los Coen saben que el absurdo de la personalidad y lenguaje de los protagonistas es un sello distintivo del universo Coen. Esos personajes sureños con su lenguaje acentuado que es reflejo a la vez del carácter hostil, conservador y crudo de la región norteamericana.

Es a inicios de los ochentas cuando Joel empieza a colaborar con cineastas como Sam Raimi y comienza a emerger como un realizador el mismo, para ello invita a su hermano Ethan a desarrollar ideas que se transformen en guiones que los llevaría a generar sus primeras producciones a mediados de los ochentas: Blood Simple y Raising Arizona. Yo los vi por primera vez con la segunda película, una comedia de enredos protagonizada por Nicholas Cage y Holly Hunter. Desde un inicio los Coen se manifestaron como una dupla ideal difícil de clasificar ya que se mueven entre las características de un cine de arte y el mundo del cine comercial. Gozan de una libertad creativa poco común en el ambiente Hollywoodesco, mezclando géneros a placer pasando de la comedia al drama, toques de cine negro o western y lo que es más importante: exponen y se burlan del llamado sueño americano que nos vende la sociedad norteamericana. Este par de realizadores desmenuzan la complejidad de una sociedad tan diversa como la del país vecino y se adentran en la profundidad de la psicología de los personajes, haciéndonos reír con los contrastes. Desde el hedonismo existencial del El gran Lebowski a la paranoia ”ruso-comunista” de la sociedad norteamericana retratada en Burn After Reading a la ambición risible de los millonarios en The Hudsucker Proxy explorando las raíces históricas de su país que incluye racismo, ambición, avaricia en recreaciones como La balada de Buster Scruggs y O Brother, Where Art Thou?

Para los que estén familiarizados con la realización del mundo del cine, sabrán lo complejo que resulta embonar las ideas de dos directores en una misma película, es por eso que los Coen han logrado lo que pocos, erigirse como un director de dos cabezas que escriben, producen, dirigen, editan, musicalizan, en suma realizan cine imprimiendo un estilo propio que los ha llevado a obtener una fórmula reconocida como el universo de los hermanos Coen, el director de dos cabezas. Aquí les dejó mi top 5 de su filmografía, aclarando que como siempre esto ya es cuestión de gusto personal pues dejo fuera a clásicos como Fargo o No Country for Old Men o remakes muy buenos como True Grit (2010).

5.- La balada de Buster Scruggs (2018) 
Película western a la cual le hice reseña anteriormente en el celuloide y que ejemplifica lo más reciente que han filmado los Coen.

 

4.- O Brother, Where Art Thou? (2000)
Una película cómica que está ambientada en la época de la gran depresión en Estados Unidos donde los Coen se ríen de la sociedad norteamericana incluyendo el Ku Klux Klan.

3.-Barton Fink (1991)
Una película de culto ubicada en el Hollywood de los años cuarenta protagonizada por dos de sus actores más recurrentes: John Turturro y John Goodman. La película explora el dilema de los escritores que se debaten entre las obras de arte de difícil apreciación y la taquilla que representa la comedia barata. Un problema con el que seguramente están bastante familiarizados.

2.- The Hudsucker Proxy (1994)
Es una comedia que Sam Raimi ayudó a escribir, protagonizada por Tim Robbins y Jennifer Jason Leigh en ella los Coen exploran el mundo de las altas finanzas y los grandes fraudes en su país. Se contrata a un tonto para que lideré una gran empresa con el plan de que la llevé a la quiebra y poder adquirirla a un precio más barato ¿Les suena familiar?

1.- El gran Lebowski (1998)
Para mi gusto la obra maestra de los hermanos Coen, aquí utilizan su fórmula recurrente mezcla de comedia con cine negro llegando a hacer del secuestro un asunto risible. Se burlan del universo contrastante de Los Ángeles con sus artistas excéntricos, millonarios y desempleados “nihilistas” como el gran Lebowski que viven felices con su cheque de asistencia social jugando boliche y su amigo judío Walter que retrata al gringo obsesionado con la guerra de Vietnam. La película está llena de absurdos y personajes fellinescos con una gran banda sonora y actuaciones que la convierten en un mito como la de Dany interpretado por Steve Buscemi o el talentoso Philip Seymour Hoffman que interpreta a un mayordomo. No olvidar al personaje de John Turturro que interpreta a Jesús el puertorriqueño que compite con ellos en el boliche, en suma una comedia en la más pura esencia Coen.





– PUBLICIDAD –SUM Comunicación


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *