Celuloide: Los nuevos agentes secretos de Churchill

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixEs fin de semana a fines de agosto, el sueño de un auto cinema en Hermosillo se diluye en medio de noticias sobre corrupción y nublados intermitentes que prometen lluvia pero que derivan solo en tierra que se introduce por la cavidad nasal y el nervio óptico. Hemos agotado el menú de series en las diferentes plataformas y ya hasta hemos optado por repetir algunos capítulos de Rick and Morty o consumir las películas chatarra en turno para llenar nuestro tiempo de ocio en cuarentena.

Es cuando descubrimos producciones como la de Los nuevos agentes secretos de Churchill (2018) que recobramos la fe en los dioses del entretenimiento. Está serie fue coproducida por EUA y Reino Unido y aborda el tema de la Dirección de Operaciones Especiales SOE (Special Operations Executive) creada en los tiempos de la segunda guerra mundial por Winston Churchill y Hugh Dalton. Algunas de las operaciones que este organismo ejecutaba eran de espionaje, sabotaje y atentados dirigidos a un militar en específico. Se introducían como civiles en un determinado país y boicoteaban fábricas de equipo militar como submarinos, aviones, tanques, rieles de ferrocarril, puentes, etcétera. Se dice que en la organización llegaron a operar alrededor de trece mil agentes de los cuales tres mil doscientas eran mujeres, cifras difíciles de corroborar debido a la naturaleza clandestina de la actividad.

Al principio los sectores más conservadores del ejército británico se opusieron al proyecto por considerarlo poco “ético” de hecho algunas de las tácticas podrían equipararse al modus operandi de grupos terroristas, pero al escuchar acerca de los primeros éxitos de la organización no tuvieron más que apoyarlo. Otras naciones generaron sus propios grupos “guerrilleros” para hacer frente a los países del eje como el de los famosos partisanos que operaban a lo largo de toda Europa.

La producción de la BBC tiene el formato de un reality show donde catorce participantes son reclutados para experimentar el proceso de selección y entrenamiento de las llamadas fuerzas de la SOE. Lo interesante es que se recrean al pie de la letra las condiciones, uniformes, cortes de pelo, armamento, transmisores de radio de la época de los años cuarenta.

Mientras los entrenadores van imponiéndoles una serie de pruebas van eliminando a los que consideran no llenan el perfil para ser un agente. No necesariamente es la edad o mantener una forma atlética impecable, algunos agentes eran de avanzada edad y su coartada por lo mismo era más efectiva. Cualidades como conocer diferentes países e idiomas o trabajar bajo presión ayudaban mucho a llenar el perfil, se dice que hasta actores de teatro eran reclutados.

Los candidatos aprenden a disparar armas, manejar explosivos, clave morse, pruebas de observación, interrogación, liderazgo, resistencia, supervivencia. Los oficiales recrean también el proceso que seguían los entrenadores de antaño que iban colocando una serie de fichas de colores para clasificar y poder evaluar el desempeño de las diferentes destrezas que buscaban en sus reclutas.

A lo largo del proceso el narrador Douglas Henshall va describiendo hechos históricos relacionados con los agentes originales del SOE, tanto sus logros como sus fracasos. La serie definitivamente vale la pena pues cuenta con elementos históricos interesantes, una narración amena y un grupo de participantes que experimentan las condiciones que vivieron los originales agentes de Churchill de la segunda guerra mundial.





– PUBLICIDAD –SUM Comunicación


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Un comentario en "Celuloide: Los nuevos agentes secretos de Churchill"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *