La Policía Energética: ¿Paneles Solares? Generación Distribuida Egoísta

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Ana Sotomayor
Ana SotomayorBienvenidos de nuevo. La semana pasada hablábamos sobre el uso del combustible más sucio para la generación de energía en Tula. Hoy les voy a hablar de algo que sucedió ayer y que, a mi parecer, limita las posibilidades de crecimiento de las energías renovables.

Como siempre comenzaremos por el principio, hace unos años generar energía y venderla era una facultad exclusiva de CFE. Sin embargo, con el avance tecnológico y si, el libre mercado, las leyes comenzaron a modificarse para que todos tuviésemos la posibilidad de generar nuestra propia energía. Esto empujó de manera muy importante a las energías renovables, poner paneles fotovoltáicos comenzó a ser fácil y accesible para muchas empresas y con la llegada de la reforma energética también los ciudadanos tuvimos esa posibilidad. La consecuencia de esta apertura fue que generar la energía propia fue cada vez más fácil, más rápido y con precios cada vez mejores. Pero…y siempre hay un pero, la energía generada solo podía ser consumida por el mismo que la produce y si hubiese exceso, solamente puede ser enviada a CFE. A esta forma de generación se le llama Generación Distribuida, una excelente idea que permite que la energía se genere en donde se consume a menores costos y sin inversión en distribución; un negocio redondo para todos.

Hasta aquí todo sonaba muy bien, sin embargo, hacía falta un avance más: si vives en un departamento, no tienes el espacio para generar energía, o si tu negocio está en un centro comercial o parque industrial y no tienes el capital suficiente para invertir, veías tus posibilidades de entrar a este esquema muy limitadas. Así que surgió una maravillosa figura que se llamaba Generación Distribuida Colectiva. Con ella si un vecino producía energía extra podía venderla dentro de la comunidad, ya sea en un edificio, una colonia, parque industrial, centro comercial, etc. De esta manera todos salían beneficiados, quien invierte tiene su energía para autoconsumo y vende los excedentes a mejores precios a sus vecinos y todos tenemos, como lo piden los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU, energía limpia y asequible y la única limitante es que los involucrados debían tener la misma tarifa y mismo punto de conexión.

Generación Distribuida Colectiva

De esta manera la energía no debía ser transmitida o distribuida y eso permite que CFE no requiera hacer nuevas inversiones en estos rubros. También baja un poco la carga para la paraestatal en cuanto a inversiones en generación ya que muchos de las construcciones nuevas de colonias, centros comerciales o parques industriales podían contemplar este esquema de generación como parte del esquema de negocio. Hasta este punto no puedo encontrar ninguna desventaja ni para los usuarios, ni para la compañía de energía del estado y mucho menos para el medio ambiente. Teníamos la posibilidad de energía limpia, más barata, que era buen negocio y no afectaba a las operaciones de CFE. Lo único que falta eran las reglas de operación para que pueda ser regulada e se inicien las operaciones. Dichas reglas fueron delineadas y aprobadas hace meses por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y enviadas para publicarse en el Diario Oficial de la Federación para entrar en vigor… Ya estábamos a punto pero por alguna extraña razón no se publicaron durante meses y el día de ayer la misma CRE emitió un acuerdo express donde retira varios acuerdos y pide al Diario Oficial de la Federación que no sean publicados; entre estos acuerdos cancelados está la Generación Distruibuida Colectiva.

Esto nos afecta a todos porque disminuye las posibilidades de la transición energética hacía energías más limpias, pero también afecta, de manera directa, a muchas empresas o inversionistas que ya habían avanzado en la construcción de sus plantas desde el momento que los acuerdos habían sido aprobados y solo estaban esperando la publicación para comenzar a funcionar.

Así que aquí estamos de nuevo, con una restricción que ya no lo era, sin una explicación que convenza y dependiendo de generación de energía con combustibles fósiles porque el estado los considera más confiables y porque Pemex seguirá teniendo un excedente de combustóleo durante muchos años más.

De nuevo terminaré diciendo que nos corresponde a todos poner nuestra gota para crear la ola verde, aprendiendo a valorar y cuidar lo que la naturaleza nos proporciona pero además, como ciudadanos exigiendo que se establezcan las condiciones adecuadas para que tener acceso a energías limpias y asequibles.
Me despido y espero que sus comentarios, les dejo mi correo Sotomayor.anam@gmail.com.
Gracias a La Chicharra y hasta la próxima semana. 

 

 

Ana Sotomayor es graduada en Administración de empresa y candidata a maestría en Sustentabilidad (si todo sale bien). Su experiencia profesional incluye proyectos de eficiencia energética y energías renovables, y es una hábil profesional en el sector de la administración de la energía. Sus habilidades incluyen el identificar, evaluar y presentar de una manera entendible las oportunidades en el uso eficiente de la energía y sus aplicaciones. Tiene experiencia en servicios de consultoría de sustentabilidad y ha presentado soluciones y programas eficaces de manejo eficiente de la energía para distintos clientes incluyendo el sector privado, y gobiernos estatales y municipales. Actualmente tiene su propia firma de consultoría dedicada a la realización de auditorías energéticas, perfiles de consumo de energía, capacitación y trámites para la participación en el Mercado Eléctrico Mayorista. Su experiencia anterior incluye puestos administrativos y financieros en industrias medianas.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *