Celuloide: El escuadrón suicida

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixUna significativa parte de la sociedad sonorense no concibe su existencia sin el famoso shopping tucsonero al que el buen hermosillense le pega por lo menos una vez al mes: agua purificada, limpiador de granito para la cocina, chocolates Milky way, gaseosas, cervezas y hasta doritos (bajo está lógica) saben mejor que los que se producen de este lado del charco. Después el 15 de septiembre los mexicanos nos disfrazamos de mexicanos con sombreros y bigotes estereotipados y así nos sentimos que estamos celebrando la patria o tal vez repitiendo patrones de conducta con fines comerciales que pierden sentido al paso de los años. No digo que nos desprendamos de la influencia del vecino país ¿Pero qué tal si un día nos decidimos a consumir a los comerciantes locales? ¿Qué pasaría con la economía del norte de México?

Para poner el mal ejemplo en esta semana consumiremos un producto hecho en EUA: hablaremos de El escuadrón suicida película estadounidense del 2021 dirigida por James Gunn. Este director comenzó filmando desde mediados de los noventas depurando su estilo con ingredientes un poco ácidos, punk y algunas cucharadas de humor negro. Gunn es un director muy versátil que puede ir de una secuela de acción con ritmo vertiginoso a un terror cómico infantil estilo Scooby Doo. Pero una de las películas que lo catapultó a las alturas es la famosa franquicia de Marvel Guardianes de la galaxia donde un grupo de antihéroes muy peculiares protagonizan aventuras mezcla de acción con ciencia ficción, comedia y una gran banda sonora. Todos esos elementos convirtieron su producción en un éxito en taquilla por lo que se eligió a James Gunn como el médico designado a rescatar o revivir el proyecto suicida de El escuadrón suicida. Digo suicida pues hay que recordar que a la primera versión no le fue muy bien a pesar de contar con suficientes recursos, de ella recordamos a un pésimo Joker interpretado por Jared Leto, un regular Will Smith y una entretenida Harley Quinn personaje encarnado por Margot Robbie.

En la nueva versión James Gunn logra su objetivo al no tomarse las cosas tan en serio ni aferrándose a los supervillanos que lejos de ser inmortales más bien son tan frágiles como los humanos. Por momentos recordamos películas como Deadpool y en otros la misma Guardianes de la galaxia por la combinación de antihéroes malhablados, chistosos y con altas dosis de violencia, una violencia que llega a ser risible por que raya en el absurdo. La película me recordó a la serie de Rick and Morty en un episodio llamado Promortyus (tal vez haciendo referencia al Prometheus de Ridley Scott) donde los alienígenas se aferran a los rostros de los personajes apoderándose de su voluntad.

La historia se desarrolla en el escenario de una Latinoamérica bananera como acostumbra Hollywood con dictadores militares que representan una amenaza para el mundo. Por lo menos hay un giro y se deja entrever el intervencionismo y la complicidad de los gobiernos norteamericanos en masacres ocurridas en países de la región. También como los superhéroes o villanos que juegan el rol de soldados son manipulados y utilizados como títeres al servicio de los intereses particulares del Tío Sam.

Definitivamente recomendable para el público aficionado a las películas de superantihéroes, a pesar de John Cena la película fluye, el personaje de Ratcatcher fue el que más me llamó la atención. También aparecen actores como Joaquín Cosío como el típico militar corrupto hambriento de poder donde los gringos diría Freud proyectan sus ambiciones.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *