Nos vemos después de la montaña, Margarita.

Por Karla Valenzuela Cuando conocí a Margarita Oropeza, yo ya la conocía a través de sus letras. Había devorado ya alguno de sus libros y la leía, por supuesto, ávidamente, todos los domingos en Perfiles, el suplemento dominical que por tantos años fue célebre en El Imparcial. Por eso, creo que cuando nos vimos, no […]