Rosas blancas para una boda

Carlos René Padilla Cuando Ida Luisa Franklin adquirió la quinta de Las Delicias junto con su esposo e hijo, ignoraba que aparte de los muros caídos, los arcos devastados, las hectáreas de terreno repletas de árboles frutales y los tres pozos, la compra incluía un fantasma. Poco a poco la mansión de estilo neoclásico de […]