Reductio ad absurdum: Darwin, el glotón

Malasuerte Charles Darwin -padre de la evolución- tenía muy buen diente, y comió todas las especies de animales que descubrió. En sus tiempos de estudiante en Cambridge, formó parte de la sociedad gastronómica Gourmet Club (más conocida como “The Glutton Club”, el “club de glotones”) que hacía gala de un “omnivorismo sin fronteras”. El objetivo […]