Entre bienes y políticas culturales en México y Centroamérica

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Hermosillo, Sonora, 9 de noviembre de 2017.- Las actividades del tercer día de la jornada en búsqueda de la preservación del patrimonio cultural iniciaron con una mesa reflexiva en torno a las políticas de salvaguardia en países de Centroamérica y México, donde se reunieron especialistas de diversas nacionalidades.

De Costa Rica, William Monge Quesada; Ana María Mata de El Salvador; desde Guatemala, Rolando Rubio Cifuentes y Luis Roberto Castrejón Dúran en representación de Jacinto Chacha Antele, titular de la dirección general de Culturas Populares en México.




En este encuentro de ideas se expusieron algunas de las preocupaciones y lineamientos en materia legal para el establecimiento de políticas y programas culturales, con el fin de generar estrategias, institucionalizar los procesos, impulsar leyes específicas, además de promover mayor vinculación con otras instancias para una mayor incidencia en más medidas de salvaguardia del patrimonio.

Los especialistas explicaron que el establecimiento de los bienes culturales como medidas de significación; el reconocimiento y las declaratorias de lugares de memoria histórica, sitios, obras o prácticas culturales que forman parte del patrimonio cultural, sea material o inmaterial, conlleva un arduo trabajo, que a veces solo puede ser realizado por las comunidades donde se encuentran inscritos.

“Tenemos que encontrar un punto medio donde la aplicación del plan de salvaguardia no sea ejecutado siempre por las instituciones, sino por quienes viven esas expresiones por sí mismos”, expresó Rolando Rubio Cifuentes.




En materia de cultura, México tiene ya algunas décadas desarrollando políticas de protección del patrimonio, donde la creación de la Dirección de Culturas Populares fue un gran impulso para un conocimiento más profundo de la multiculturalidad que abraza al país.

Luis Castrejón enfatizó la institución del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC) hace ya treinta años, que permite contar con elementos de diagnóstico sobre los procesos que dan cuenta sobre las prácticas y expresiones culturales, para hacer una reflexión sobre las dinámicas que se generan en las comunidades.

La discusión concluyó en la importancia de la realización de inventarios culturales, la divulgación de la historia, las continuas propuestas de planes, estrategias de trabajo y líneas de acción para la protección y conservación del patrimonio cultural.





– PUBLICIDAD –


 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *