Manuel Ballesteros: El mundo baila a su ritmo

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Hoy, es el Día Internacional de la Danza, fecha en la que justamente nació un innovador de esta manifestación artística, Jean-Georges Noverre. Y precisamente este día honramos la danza con uno de los sonorenses que más ha destacado a nivel mundial

Por Karla Valenzuela
Egresado de la Licenciatura en Artes, originario de San Luis Río Colorado, actualmente vive en la Ciudad de México, se entrena físicamente con el maestro Guillermo Maldonado, toma un taller de actuación con Pablo Mandoky, y lleva otro taller de cabaret con Cecilia Sotres y Paola Izquierdo.

“Hace dos años, si me hubieras preguntado qué es la danza para mí, te hubiera contestado que la danza para mí era todo; ahora tengo dos años incursionando en teatro cabaret y estoy descubriendo muchas cosas y estoy buscando justamente fusionar todo lo que he aprendido a lo largo de veinte años en la danza con este descubrimiento para mí que es el cabaret y es una herramienta básica e imprescindible para poder hacer todo lo que estoy empezando ahora”, explica Manuel.

Y es que, aunque él siempre supo que quería bailar, y eso siempre lo tuvo claro, ahora sabe que seguirá bailando toda su vida, sólo que de diferentes maneras, a través de otras disciplinas, y con otras cosas que está conociendo y buscando.

“El mayor logro, el mayor reto, ha sido defender algo que es no muy bien visto digamos, en la sociedad en la que crecimos, la sociedad sonorense; cada vez hay más danza; Sonora siempre ha tenido un movimiento dancístico muy bueno y cada vez es más, pero sí ante los ojos del papá y de la familia pues es un poco extraño que un hombre quiera bailar, aunque esos tabúes cada vez están más rotos, creo, y ese ha sido mi mayor logro: defender lo que quiero, que es bailar, y vivir de ello, vivir de estar en el escenario bailando”, dice tajante.

 

Siempre adelante, danzando esperanzado

Aunque de niño no tuvo el apoyo familiar que esperaba, Manuel Ballesteros supo sortear las negativas constantes y aprender a seguir sus sueños.

manuel-partial

“Nunca tuve el apoyo familiar, simplemente fue una imposición de mi parte por defender lo que yo quería hacer y mis padres poco a poco fueron cediendo al ver que era imposible decir que no”, explica.

“Ahora, con referencia a mi familia, la familia que he formado ahora con María Luisa Solares – ella también bailaba y por supuesto que está todo su apoyo-, y esta familia, la que es mía ahora, por supuesto que ven muy bien lo que hago, y mis hijas están felices de verme en el escenario y de saber que su padre está loco”, comenta.

Él, desde siempre, ha sabido que la profesión de alguien que se dedica a la danza es un profesión muy celosa, muy demandante, que requiere todo el compromiso, toda la atención, toda la disciplina.

“… tu herramienta principal es el cuerpo y hay que tenerlo lo más integralmente posible, tanto cuerpo, mente y espíritu para que el desempeño en el escenario tenga una repercusión más positiva para la gente que te va a dar un poco de su tiempo al ir a verte”, sentencia.

 

Y los sacrificios rinden frutos

Diciembre de 2012 es un mes muy importante para la carrera de Manuel Ballesteros y su nuevo giro. En ese momento estrena la obra de cabaret “Mamita querida”, de Tito Vasconcelos y Sergio Cassani. El número de representaciones rebasó 130.

Antes, en septiembre del mismo año, estrena “Cachora fénix, un proyecto apoyado por el FONCA, bajo la dirección de Evoé Sotelo, y que resultó seleccionado para participar en el mercado de artes escénicas de Guanajuato en octubre de 2013.

Manuel Ballesteros

“Ahorita estoy viviendo en la Ciudad de México y ya han pasado cosas muy bonitas. Acá tomé un curso en el Centro Cultural Helénico, del cual salió como resultado una obra que se llama Ser Padre es, una obra de teatro cabaret, con dos maestras muy importantes en este género, como son Cecilia Sotres y Paola Izquierdo. Grabé dos escenas para una serie para Mundo Fox que sale en octubre y ahorita estoy muy contento porque estoy trabajando en una producción muy importante, que dirige Andrea Gabilondo, y la produce una empresa que se llama Con Frecuencias, es una producción muy grande y vamos a estrenar el 28 de junio en el Teatro Metropolitan. Esta obra es una producción de Cri Cri, para toda la familia, que se llama “Tiliches, timbaches y cachivaches”, expresa Manuel Ballesteros.

Además, hay un proyecto de televisión por ahí y continúa con las presentaciones de Ser Padre Es, próximamente, y con su programa que lleva a cabo desde hace ocho años, que lleva por nombre Son/a en Movimiento, que este año tiene una variación importante a como la ha venido haciendo, y estará eventualmente en julio por Hermosillo con este mismo evento.

En 2012, el periódico El Universal nombró a Manuel Ballesteros como uno de los mád destacados bailarines de México.

Ya se había hecho célebre con NorteArte y había llegado a varias partes del mundo, como Shangai, Canadá, Nueva York y demás.

Manuel Ballesteros

Es fundador de su propia compañía Asando Danza, y “Arriba el Norte”, “Asando”, “Tres -3- vaquero”, son algunas de sus producciones.

Como él mismo dice, Manuel Ballesteros no se ve de otra forma más que bailando y, por lo visto, lo hace de felicidad, porque lleva a cabo lo que siempre soñó. Bailar es para él la manera de manifestarse vivo, y su danza está más viva que nunca.

Felicidades a todos lo que se dedican a la danza en su día.

 

Fotografía: Ana Isabel Campillo y Juan Casanova

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

2 comments on “Manuel Ballesteros: El mundo baila a su ritmo

Responder a Alma Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *