Protegen la riqueza histórica del Templo del Barrio del Konti, en Cócorit

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El Programa de catalogación de bienes del INAH y el Proyecto Las Misiones de Sonora permiten la preservación de los bienes históricos del Templo del Espíritu Santo.

 

En un esfuerzo por proteger y preservar los bienes históricos del Templo del Espíritu Santo de Cócorit, Río Yaqui, el Instituto Nacional de Antropología e Historia en Sonora entregó el pasado jueves 23 de junio, el Catálogo de bienes muebles en recintos religiosos a las autoridades tradicionales de la comunidad, dentro de las festividades de San Juan.

La entrega del Catálogo estuvo a cargo de la coordinadora del proyecto del INAH Sonora: Las Misiones de Sonora, Dra. Raquel Padilla Ramos y de la Hist. Zulema Bujanda Álvarez, investigadora del Instituto, quienes además realizaron las acciones correspondientes al registro e inventario de los bienes patrimoniales, apoyados de las killostes y tenanchis de dicho Templo ubicado en el Barrio del Konti.

El trabajo arrojó un total de 17 bienes históricos, entre los que se encuentran: esculturas, litografías, accesorios y objetos litúrgicos, mobiliarios, todos pertenecientes a los siglos XVIII y XIX, mismo que inició a solicitud de la comunidad yaqui, después de que hubo una imagen mariana del Templo que sufrió un siniestro en enero de 2015.

misiones-01

 

Un compromiso del INAH

La Dra. Raquel Padilla Ramos mencionó que “el INAH tiene como uno de los compromisos primordiales, custodiar el patrimonio que se guarda en cada uno de los templos históricos de Sonora, pero que es especial este, representa un valor adicional pues se trata de una iglesia yaqui que se maneja de manera independiente y que representa un testimonio vivo de la época en que los misioneros llegaron a Sonora”.

De la misma manera, señaló que “Cócorit que significa en lengua yaqui chiltepín, pertenece a uno de los ocho pueblos indígenas yaquis, fue fundado como misión por la Compañía de Jesús en 1617 y ha sido testigo de diversos procesos políticos, militares y religiosos por parte de diferentes actores de la época virreinal e independiente, siendo estos objetos una parte que dan fe de lo sucedido”.

Explicó que “el INAH ha mantenido una cercanía con la comunidad a través de años de trabajos que han desarrollado diversas investigaciones en la región, lo que permitió la realización sin por menores de este levantamiento en el hoy Templo del Espíritu Santo, recinto que antes se constituía por una ramada y que a mediados del siglo XX fue construido en el espacio que ahora ocupa, pero que sus bienes constituyen lo más representativo dentro de las celebraciones rituales de Cuaresma”.

Destacó que el trabajo se inició con la visita del templo siniestrado, posteriormente se procedió a la revisión de los bienes, llenado de fichas técnicas para cada objeto asignándoles una clave de registro única, con sus respectivas fotografías y croquis del lugar en el que se ubicaron.

misiones-02

 

Control de datos

Estos datos se incorporaron a la base de datos nacional que el INAH tiene para el control y preservación de los bienes religiosos en el país, dando como resultado un documento que no es de uso público, sino que se mantiene hacía el interior de las autoridades religiosas tradicionales y la comisaría existente.

Este trabajo forma parte del Programa Nacional de Identificación, de Registro y Catálogo de Monumentos Históricos Muebles del INAH, que a través del Proyecto de bienes muebles en recintos religiosos del estado de Sonora, se viene realizando desde el 2004; con el cual se ha obtenido la elaboración de más de veintiún catálogos, que registraron más de 1600 piezas en general, de los templos históricos de Ures, Rayón, Pitiquito, Caborica, Opodepe, Oquitoa, Huépac, San Miguel de Horcasitas, Arizpe, Hermosillo, Maycoba, Ónavas, Guaymas, Bacadéhuachi, Magdalena de Kino, Sahuaripa, Caborca, Moctezuma, Tecoripa, Álamos y Cócorit.

 

 


– PUBLICIDAD –


 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *