“El Jeremías” es sonorense y se llama Martín y ganó un Ariel

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Con sólo 10 años de edad, Martín Castro ganó uno el máximo galardón del cine mexicano como Revelación Masculina. Él es un niño normal… sólo que con una oportunidad, dice.

 

Por Karla Valenzuela
Llega y saluda con una sonrisa que se refleja en su mirada; toma asiento y escucha con atención las preguntas. Responde con extrema seguridad, con la justa inocencia que amerita y con la sabiduría que le da esa tranquilidad en la que vive, en la que siempre ha vivido, rodeado de su familia, de sus padres, su hermano y sus abuelos.

Él es Martín Castro, el sonorense ganador de un Ariel este  año como Revelación Masculina. El actor de 10 años que comparte créditos con el maravilloso Daniel Giménez Cacho, la fastuosa Isela Vega y el grandioso Jesús Ochoa, en “El Jeremías”.

“Me siento muy feliz, muy orgulloso, estoy feliz por haber ganado; nunca me imaginé poder ganar el Ariel”, dijo el actor que debutó en el cine y lo hizo con el pie derecho.

Y es que Martín resultó seleccionado de un casting de 400 niños, aquí en Hermosillo, donde primero quedaron 23, luego diez niños y, al final, después de algunos cursos de actuación, sólo él.

De ahí, durante un mes y medio, 12 horas al día, Martín se sumergió en la disciplina que le exigía su personaje – Jeremías – y esto implicó no estar cerca de su familia, de su padre, ver poco a su madre y abuelos, que lo acompañaron durante las grabaciones y, sobre todo, dejar aquí a su hermanito de tres años, a quien dice que extrañaba mucho.

“Lo más feo fue no ver a mi familia; nomás veía a mi mamá los fines de semana, a veces iba mi hermano, a mi papá nomás lo vi dos días, y mis abuelos sí se quedaron un poco más de tiempo, una semana”, explicó.

Lo más bonito, dijo, fue convivir con grandes actores, aprender de ellos y hacer nuevos amigos.

“Jesús Ochoa me dio un consejo: me dijo que siempre hay que decirle que sí a las entrevistas, a las fotos, y que nunca hay que decir que no a los admiradores”, aseguró con la misma sencillez y sinceridad que caracteriza al “Choby”.

Martín Castro, para La Chicharra

 

Hay que buscar oportunidades

“El Jeremías”, dirigido por el lagunero Anwar “Pato” Safa, quien también estaba nominado como Mejor Director,  trata sobre los incesantes cuestionamientos de un niño genio que, tras las complicaciones que le ofrece la vida, comienza una búsqueda de identidad por saber a qué se dedicará en el futuro.

Esa misma búsqueda de identidad lo enfoca en tratar de ser un genio famoso, como Einstein, Marie Curie,  Jim Morrison, hasta que – gracias al cielo – conoce a un psicólogo un tanto famoso interpretado por el buen Daniel Giménez Cacho.

“Jeremías es un niño muy inteligente, razona bastante y puede sobresalir en el ambiente gracias a su inteligencia”, expresó Martín; en cambio, él se define así: Yo soy como cualquier niño que ves en la calle sólo que con una oportunidad”.

Y eso es lo que espera Martín Castro, el joven y célebre actor, para todos los niños que deseen ser actores, “que si quieren ser actores intenten, busquen una oportunidad, que persigan sus sueños”.

Martín Castro, para La Chicharra

Martín Castro es ya ganador de un Ariel a su corta edad, y sólo quiere perseguir sus sueños, hacer obras de teatro, cine, y cuando sea grande quiere ser futbolista.

Al recibir el premio, en la 58 edición del Ariel, en pleno Auditorio Nacional, Martín se mostró emotivo.

“Le di gracias, obviamente a mi familia, a mi coach (Paloma Arredondo), que sin ella no habría podido hacer el trabajo que hice, ni mucho menos ganar el Ariel; aparte, agradecí a Ana Sofía (Clericci) y a los productores que me dieron esta gran oportunidad”, recordó, “mi familia, mis papás y mi hermano, fueron mi inspiración, lo que me hizo seguir adelante en este proyecto”.

 

Un gran soñador

Martín es tajante en asegurar que lo que le gustaría cambiar de México y Sonora es la corrupción, y que no quisiera que existieran los secuestros de niños.

Además, propuso que “las escuelas podrían hacer proyectos de obras de teatro ahí entre ellos; y el gobierno podría buscar a la gente que le guste hacer teatro o películas y ponerlos a prueba; que pongan de su parte para que haya más cine y teatro”.

De hecho, espera que la gente que vea “El Jeremías” reflexione los temas que se exponen en el filme “porque son temas muy duros y se presentan varias veces aquí en México; que vean cómo pueden solucionarlo o que se den una idea, mínimo”.

Así es Martín Castro, un niño de 10 años que, aunque tiene corta edad, percibe el mundo como cualquier pequeño, pero no le son ajenos los problemas a los que se enfrenta nuestra sociedad y sí, sueña también con una sociedad mejor para todos.

Martín Castro, para La Chicharra

 

 

*Karla Valenzuela es escritora y periodista. Es Licenciada en Letras Hispánicas y se ha especializado en Literatura Hispanoamericana. Actualmente, se dedica también a proyectos publicitarios.


– PUBLICIDAD –


 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

2 comments on ““El Jeremías” es sonorense y se llama Martín y ganó un Ariel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *