Tono y son: De fábulas y música mexicana fabulosa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Por: Jesús M. Corona M.*
Jesus_M_Corona_MLa inspiración de la que hacen gala nuestros compositores de música popular, como modernos fabulistas y parodiando a Esopo nos sumergen en un mundo fantástico donde los animales se comportan con sentimientos como los humanos, tales como alegría, dolor, coraje, etc. Y en esa forma retratan al gorrioncillo pecho amarillo” que revoloteando el nido destruido a su pajarita anda buscando y al no encontrarla llora sin consuelo.

En “La Calandria” nos habla de que:
En una jaula de oro pendiente de un balcón se hallaba una calandria cantando su dolor, y ahí llega un gorrioncillo que de ella se enamoró y la calandria falsa como muchas mujeres interesadas –eso si, con mucho respeto- le dice: “si usted puede sacarme, con usted me voy”, el gorrión emocionado poniendo “patas a la obra” la liberó, pero la pérfida tan luego se vio libre “voló, voló y voló” dejando a nuestro personaje llorando su dolor.

Esa inspiración humaniza también a las plantas y el ejemplo lo vemos en la canción Dos arbolitos que nos relata a historia de dos arbolitos que nacieron juntos y que nunca se separan uno del otro y que “con sus mismas ramas se hacen caricias como si fueran novios que se quisieran”, pero además son confidentes del dueño del rancho donde nacieron que platica con ellos su soledad y les ruega que lo acompañen hasta que muera.

cri-criDon Francisco Gabilondo Soler , el enorme compositor de música infantil, veracruzano para orgullo nuestro y al que no se le ha dimensionado en todo lo que representó durante las décadas de los 30’s, 40’s, 50’s y 60’s para impulsar la naciente industria de la radiodifusión primero, y luego de la televisión.

Aparte de su abundante inspiración e imaginación, batalló para recibir una oportunidad en la naciente radio; después de tocar muchas puertas logró a duras penas que le asignaran 15 minutos para realizar un programa infantil (para el que le auguraban debut y despedida con un rotundo fracaso). En su primer programa presentó a su personaje Cri-Cri “El grillito cantor” y simulando su canto con un chiflido que desde ese momento se convirtió en su tarjeta de presentación, en forma audaz e inteligente presentó a dicho personaje a su auditorio infantil pidiéndoles que si les gustaba escribieran a la radio “XEW” para que ese programa de prueba se convirtiera en permanente y con más tiempo.

El llamado prendió y fue tan grande la respuesta que aquellos niños inundaron de cartas las oficinas de la radio.

Empezó con tanto entusiasmo a trabajar que se comprometió a estrenar una canción cada programa y cumplió ese reto.

De entre sus primeras canciones podemos mencionar “El chorrito”:
Que “se hacía grandote y se hacía chiquito” y que estaba de mal humor porque el chorrito tenia calor. En esa canción nos habla de que pasa “una hormiga con su paraguas y recogiéndose las enaguas “. Métanse en la mente imaginativa de un inocente niño para visualizar esa imagen. Esa canción, como casi todas las de Cri-Cri fue un éxito que sonaba en todas las radios varias veces diarias.

Otro “hitazo” lo dio con “La patita”, que sale a la calle con su rebozo de bolitas y su canasto al mercado a comprar todas las cosas del mandado, y ella va alegre y coqueta “meneando al caminar como los barcos en alta mar”.

Uno de sus éxitos más sonados fue el de “El piojo y la pulga” que nos relata de este par de insectos que quieren casarse pero les falta el padrino, entonces surge el ratón como buen samaritano y les pide que amarren al gato y el va a apadrinar. Total se hace la boda y la línea final de la canción cita: “se acabo la boda y hubo mucho vino, se soltó el gatito y se comió al padrino”.

Echándole un poco de imaginación a estos y otros muchos personajes creados por Don Gabilondo, pudiéramos suponer que en algo pudo haber influido a alguien que surge también en los treinta: el Sr. Walt Disney, que crea a su Mickey Mouse; Cri-Cri tuvo un éxito con “El ratón vaquero” y acaso “Pepe grillo” no tiene gran semejanza a “el grillito cantor”? A otros más conocedores les tocará dilucidar si hay sustento en la duda o son meras coincidencias que brinda la música popular.

cricri-pepe

 

* L.A.E. Jesús Manuel Corona Martínez. Colaborador

 

 


– PUBLICIDAD –

SUM Comunicación. Somos tus ideas


 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *