Celuloide: The Umbrella Academy

Celuloide: The Umbrella Academy

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixLas historias de superhéroes parecen no tener fin, desde los clásicos de mediados del siglo veinte hasta la era británica de los Watchmen y de los Frank Miller. Hay quienes ubican el origen de estos seres sobrenaturales en los cómics norteamericanos desarrollados a fines de los años treinta aunque los japoneses ya desarrollaban sus propias versiones a inicios de la misma década. No hay que olvidar el contexto de la época, se vivían los inicios de la segunda guerra y los países generaban sus particulares héroes cargados de símbolos nacionalistas e idiosincrasia acorde a los intereses de tal o cuál política.

Recordemos que usualmente el superhéroe viene acompañado de un super villano, en el cuál se podían ubicar todas las características de una ideología o política antagónica. Fuera de la herencia de las antiguas civilizaciones como la mitología Griega hay quien podría ubicar ideas darwinianas en el tema y decir que un Phantom o un Superman serían algo así como el siguiente paso en la cadena evolutiva del ciclo del hombre. Otros, quizás optarían por recordar el concepto de Übermensch de Nietzche donde se supone que el hombre ha alcanzado un estado superior al resto del rebaño, pensamiento antisocrático con el cuál se casaron los líderes nazis en el desarrollo de su ideología. Por último se podría ubicar en el origen una carga de cristianismo al asumirse como salvadores del más débil, intentando proteger al mundo del mal que lo amenaza. Lo cierto es que en el trasfondo de la construcción de cualquier historia de superhéroes parece exisitir un grado de intención aleccionadora respecto a lo que el creador considera la lucha del bien contra el mal.

Sin más preámbulos pasó a presentar y tratar de analizar, con la mínima cantidad de spoilers, la propuesta de este fin de semana: The Umbrella Academy. Se trata de una serie norteamericana de 2019 desarrollada por Steve Blackman para la plataforma Netflix. Dicha serie es una adaptación de cómics escrita por Gerard Way desde 2007. Reginald Hargreeves también conocido como el monóculo es un billonario excéntrico a lo Lex Luthor que busca proteger al mundo de una potencial amenaza, para lograrlo produce diferentes proyectos, uno de ellos es reclutar su cuadrilla de seres superdotados cuya característica es que nacieron sin anunciarse a fines de los ochentas.

Una de las virtudes de la serie son esos saltos en el tiempo que te remontan a otras épocas como la popular nostalgia ochentera ya anteriormente descrita en este medio y la de los sesentas en la segunda temporada, logrando construir una banda sonora bastante robusta que es el ingrediente especial que atrae a muchos de sus seguidores.

Es importante conocer un poco acera de los personajes principales reclutados por Reginald Luthor, perdón quise decir Lex Hargreeves. El número uno es Luther o spaceboy un anglo parecido al Capitán América, no por su complexión ya que Luther se parece más a la mole, si no porque parece ser un personaje bastante ingenuo, que puede ser manipulado por los intereses de Sir Reginald.

El número dos es Diego o Kraken sería como una especie de Zorro moderno, a quien diera origen el bandolero Joaquín Murrieta. Dicho personaje, sin haber explorado mucho sus super poderes, tiene gran habilidad con los cuchillos y como buen latino representa (ojo que lo digo desde el criterio Hollywood) la parte pasional de la academia.

La número tres es Allison o Rumor cuyo super poder parece ser telepático ya que doblega la mente de los humanos obligándolos a ejecutar acciones contra su voluntad. En la segunda temporada su raza se vuelve criterio esencial para describir la lucha de los derechos de los afroamericanos en la década de los sesentas.

El número cuatro es Klaus o The Séance cuyo personaje es bastante interesante, tiene la habilidad de comunicarse con los muertos pero por lo mismo padece ansiedad y depresión por lo que se vuelve un adicto. Este atormentado y cómico personaje tiene conexión con el número seis llamado Ben quien muere muy joven y se comunica a través del involuntario medium, la lucha de Klaus parece ser que tiene un poder que no sabe controlar y que normalmente le atemoriza, en cuanto a las actuaciones este actor es de lo más rescatable.

El Número Cinco o The Boy es uno de los personajes principales, aparece como puberto y como viejo ya que tiene la habilidad de viajar en el tiempo. Se nos presenta como uno de los miembros de la academia más carismáticos y se puede decir que está bien interpretado, el personaje juega el rol de un sicario, que si bien en regiones como Estados Unidos puede tener un significado diferente, en regiones como México o algunas regiones de África tenemos a niños que son por así decirlo utilizados como sicarios en la vida real.

Por último número siete es Vanya la mujer del violín ella parece tener poderes sin tener el control por lo que se pueden volver contra sí misma o la gente que la rodea, de hecho tanto en el cómic como en la serie juega uno de los roles más importantes.

Como podrán ver entre los personajes se reparten diferentes razas y credos y preferencias sexuales, una de las características de algunas de las series actuales es que incluyen como los chistes de don cacahuate a razas de todos los colores y sabores ¿Será una estrategia de mercado? al ubicar estereotipos como el anglo Luther, la afro Allison, el latino Diego, el asiatico Ben, Lia la Hindú ¿Logras captar la atención de todo tipo de audiencia?¿O acaso es una manera de hablar de una integración racial ideal que puede existir en la ficción pero no en la realidad?

Del otro lado podemos ubicar también las preferencias sexuales diversas que a su vez parecieran tener una intención aleccionadora. ¿Los guionistas buscan reflejar una realidad o tratan de construir a sus personajes en moldes de personalidad posmodernos? De cualquier modo la serie cuenta con una excelente banda sonora, buenas actuaciones, aunque el guion en ocasiones puede ser predecible no nos hagamos tarugos eso ocurre en la mayor parte de las historias de superhéroes, la audiencia ya sabe para donde la llevan pero disfruta recorrer el paisaje hacia lugares comunes adornados con acción y efectos especiales vanguardistas.





– PUBLICIDAD –SUM Comunicación


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *