La Policía Energética: Cemex, el Futuro, la descarbonización y… ¿dónde está México?

La Policía Energética: Cemex, el Futuro, la descarbonización y… ¿dónde está México?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Ana Sotomayor
Ana Sotomayor¡Bienvenidos nuevamente! En la entrega anterior hablábamos, tristemente, sobre una decisión tomada por la actual administración, en el sentido de que los órganos reguladores del mercado de la energía, CRE , CNH y el CENACE siguieran ciertos lineamientos establecidos por el ejecutivo con el fin de beneficiar y proteger a CFE y Pemex. Les comento que esto además de poner en riesgo la participación de nuevos competidores, también viola cláusulas del tratado de libre comercio con EEUU y Canadá, el T-MEC. Habrá que ver cómo se resuelve en los próximos meses.

El día de hoy les tengo una muy buena noticia sobre una empresa orgullosamente mexicana y su compromiso con el medio ambiente y el cambio climático.

Ayer, CEMEX anunció que está colaborando con la empresa suiza Synhelion para el desarrollo de un método innovador que permite generar calor de proceso a través de energía solar. Este anuncio es un hito en la producción del cemento.

Les platico un poco el contexto. Dentro de las etapas de la producción de cemento, existe un proceso llamado Calcinación, donde la mezcla homogénea de la materia prima se somete a una temperatura de 1400° C para convertirse en Clinker. Este proceso actualmente se hace mediante la quema de distintos materiales, en particular las llantas de desecho se han convertido en un combustible de uso generalizado en el país; ya que son uno de los pocos combustibles alternativos que tienen la capacidad calorífica necesaria. Desde el punto de vista de negocios y ambiental, la quema de desechos, resultaba en un combustible barato, de fácil acceso y se reducía el potencial peligro del almacenamiento o confinamiento de millones de restos de llantas. Se reducen desechos sólidos, pero para usarlos como combustible, con la consiguiente generación de emisiones a la atmósfera.

Así que, conseguir una tecnología que permita concentrar el calor del sol en los hornos rotativos de las cementeras es un avance gigantesco que traerá enormes beneficios al medio ambiente.

No sólo me enorgullece que una empresa mexicana esté a la vanguardia en el tema de la descarbonización, sino que esto, aunado a las recientes noticias de empresas, gobiernos e instituciones financieras que se han comprometido en la lucha contra el cambio climático, nos dan esperanza de que la economía verde llegará muy pronto.

Como les he venido contando en estas humildes líneas semanales, hay tendencias mundiales que han aprovechado este reinicio que ha traído la pandemia para impulsar la agenda verde. Combatir el cambio climático se ha vuelto, de manera cada vez más urgente, en una prioridad y se está reflejando en las políticas públicas de cientos de países, pero también en una demanda de los ciudadanos, una demanda que también promueve la inversión en tecnología como la de Cemex. Digamos que ser verde y ecológico está de moda y eso siempre será bueno.

Ahora hablemos de dónde está México. Hace un par de años, México, junto a China, era considerado un país campeón de la descarbonización global; a finales del 2018 nuestro país logró la reducción del 5% de su intensidad de carbón, un avance muy significativo que le daba el segundo lugar a nivel mundial. Sus políticas y leyes para la transición energética estaban rindiendo frutos. Hoy, no entraré en detalles porque ya los he comentado en artículos anteriores, pero digamos que el enfoque cambió. La prioridad de esta administración es el rescate económico de Pemex y CFE. Más aún, justo ayer se dio luz verde para eliminar el Fondo para el Cambio Climático. Saquen sus conclusiones.

Por ahora me despido, pero les recuerdo que debemos informarnos, discutir estos temas y hacer ciudadanía activa porque, como ya se ha hecho costumbre, nos corresponde a todos poner nuestra gota para crear la ola verde. Y con noticias como las de los últimos días estoy segura que esta ola llegará y depende de nosotros estar dentro o esperando el embate desde afuera.

Me despido por ahora y espero sus comentarios, les dejo mi correo Sotomayor.anam@gmail.com. Síganme en twitter si les apetece comentar en @me2ana.

Gracias a La Chicharra y hasta la próxima semana.

 

Ana Sotomayor es graduada en Administración de empresa y candidata a maestría en Sustentabilidad (si todo sale bien). Su experiencia profesional incluye proyectos de eficiencia energética y energías renovables, y es una hábil profesional en el sector de la administración de la energía. Sus habilidades incluyen el identificar, evaluar y presentar de una manera entendible las oportunidades en el uso eficiente de la energía y sus aplicaciones. Tiene experiencia en servicios de consultoría de sustentabilidad y ha presentado soluciones y programas eficaces de manejo eficiente de la energía para distintos clientes incluyendo el sector privado, y gobiernos estatales y municipales. Actualmente tiene su propia firma de consultoría dedicada a la realización de auditorías energéticas, perfiles de consumo de energía, capacitación y trámites para la participación en el Mercado Eléctrico Mayorista. Su experiencia anterior incluye puestos administrativos y financieros en industrias medianas.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *