La Policía Energética: Dos Bocas ¿Estudio preliminar a mitad del camino?

La Policía Energética: Dos Bocas ¿Estudio preliminar a mitad del camino?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Ana Sotomayor
Ana Sotomayor¡Bienvenidos nuevamente! En nuestra última interacción les conté sobre el amparo solicitado por Greenpeace sobre algunos puntos del Programa Sectorial de Energía, la suspensión temporal que se otorgó y que precisamente el día de hoy, 17 de septiembre, deberá ser ratificada o cancelada dicha suspensión. Estaremos pendientes.

Hoy, aprovecharemos para hablar sobre otra noticia actual: la reciente licitación pública del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) sobre Dos Bocas.

En una entrega anterior hablamos sobre la comparación, en materia energética, de nuestro país con el mundo. Les comentaba que, mientras las grandes empresas petroleras comienzan a desinvertir y buscar la transición energética, México y más puntualmente Pemex, están invirtiendo enormes cantidades de dinero en una refinería; Dos Bocas es uno de los proyectos insignia de la actual administración, una refinería por todo lo alto.

Semana a semana hemos visto los avances en su construcción. Desde hace meses los ambientalistas señalaron ya el ecocidio que representó el desmontar 300 hectáreas de manglares protegidos para preparar el terreno. Se presentaron amparos contra su construcción y fueron sobreseídos. La soberanía energética y autosuficiencia en la refinación de combustibles superó en importancia, al menos para el gobierno, todas las posibles aristas negativas del megaproyecto.

Sin embargo, hace unos días el IMP publicó la licitación pública LA-018T0O004-E97-2020, en la que se busca la contratación del “Servicio de asistencia técnica para la elaboración de un diagnóstico relacionado con la ejecución del proyecto de la refinería en Dos Bocas, Tabasco”. Entre los entregables que se mencionan en la licitación pública, se requiere de un diagnóstico preliminar sobre el proyecto. Este es el punto que ha generado controversia entre los expertos en la materia.

En notas publicadas en diarios nacionales se menciona que esta licitación puede implicar que los estudios preliminares sobre viabilidad de la megaobra estaban incompletos. Para David Shields, importante analista de la industria energética, esta solicitud deja en manifiesto que Dos Bocas no tiene una evaluación certera.

Veamos. El IMP realizó inicialmente un Dictamen Técnico Oficial, bajo el cual se dio la aprobación del inicio de obra, pero desde el punto de vista de Shields, este estudio se enfoca en la viabilidad técnica y normativa de la construcción de una refinería, de manera conceptual. Esto podría implicar que aún no existe un diagnóstico específico para Dos Bocas, en el contexto geográfico, económico y si, técnico.

Esta percepción podría verse reforzada con los avances que se han publicado sobre el megaproyecto. Estos avances han estado enfocados en la obra civil, pero aún no hemos visto ni asignaciones ni avances de fabricación de los equipos que serán necesarios para el funcionamiento de la refinería. Equipos tan grandes y complejos que, en caso de iniciar operaciones en los tiempos propuestos, ya deberían estar planeados, asignados y en proceso de construcción. Al menos deberíamos ver involucrados a los ingenieros de las empresas que los fabrican, ya que deben supervisar que la construcción esté acorde a los requerimientos para la instalación y puesta en marcha de dichos dispositivos y maquinaria.

Siendo una de las megaobras de este sexenio, ha sido anunciada y promocionada semana a semana, pero aún existen muchas dudas y especulaciones; la falta de transparencia sobre equipos e ingeniería para la conclusión y puesta en marcha, sumadas a esta licitación del IMP, debilitan aún más la confianza de analistas del sector.

Independientemente del punto de vista ecológico y nuestro deseo de mantener limpio nuestro cielo y nuestra atmósfera, la construcción de una refinería como la de Dos Bocas tiene muchas implicaciones para el país y, por ello, la generación de certeza sobre sus avances y viabilidad debe ser prioridad. Más aun cuando en el presupuesto programado para el próximo año se prevén 45 mil 50 millones de pesos.

Estemos pendientes, hablemos del tema, hagamos ciudadanía activa porque, como ya se ha hecho costumbre, nos corresponde a todos poner nuestra gota para crear la ola verde.

Me despido por ahora y espero sus comentarios, les dejo mi correo Sotomayor.anam@gmail.com.

Gracias a La Chicharra y hasta la próxima semana

 

Ana Sotomayor es graduada en Administración de empresa y candidata a maestría en Sustentabilidad (si todo sale bien). Su experiencia profesional incluye proyectos de eficiencia energética y energías renovables, y es una hábil profesional en el sector de la administración de la energía. Sus habilidades incluyen el identificar, evaluar y presentar de una manera entendible las oportunidades en el uso eficiente de la energía y sus aplicaciones. Tiene experiencia en servicios de consultoría de sustentabilidad y ha presentado soluciones y programas eficaces de manejo eficiente de la energía para distintos clientes incluyendo el sector privado, y gobiernos estatales y municipales. Actualmente tiene su propia firma de consultoría dedicada a la realización de auditorías energéticas, perfiles de consumo de energía, capacitación y trámites para la participación en el Mercado Eléctrico Mayorista. Su experiencia anterior incluye puestos administrativos y financieros en industrias medianas.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *