La Policía Energética: La descarbonización. Un objetivo no tan fácil

La Policía Energética: La descarbonización. Un objetivo no tan fácil

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Ana Sotomayor
Ana SotomayorBienvenidos de nuevo. En la entrega anterior hablamos de cómo nos comparábamos en materia de energía con otros países y no nos fue tan bien. Lo que si hay que tener muy claro es que la transición energética a fuentes más limpias es una tendencia global imparable, ya que está en la agenda de países y bloques económicos, pero de manera más sutil, también porque está en la agenda de bancos y organismos internacionales que financian el desarrollo de países como el nuestro, y en muchos casos el incluir la agenda climática de reducción de emisiones es un requisito para acceder a ellos. El cambio llegará para todos.

Hoy les quiero platicar precisamente de un esfuerzo monumental que acaba de anunciar una compañía privada para la descarbonización, monumental no solo por las implicaciones logísticas sino por los montos a invertir.

El primer día de septiembre de este 2020, Unilever anunció que invertirá 1 billón de Euros, es decir 25 billones de pesos (un 25 y nueve ceros) en sustituir el uso de combustibles fósiles para la fabricación de sus productos de limpieza.

Para presentarles a Unilever, les diré que es una compañía cuyo nombre no es tan comercial, pero es una de las líderes a nivel mundial en productos de consumo. Sus productos están separados en 4 grandes divisiones: Alimentos, Refrescos (bebidas y helados), Cuidado del Hogar y Cuidado Personal. Es la dueña de marcas que van desde knorr, Hellmans, Axe, AdeS, Helados Holanda, Rexona, Pond’s, Sedal, y entre sus productos de limpieza están Cif, Skip, ala, Persil, entre otros.

Para llegar al anuncio que hicieron hace apenas unos días, Unilever hizo un estudio llamado Análisis de Ciclo de Vida, que identifica en cada paso de fabricación, desde la obtención de los ingredientes hasta la entrega del producto al usuario final, cuánto y cómo se generan emisiones. Así se identifica y dimensiona la llamada huella de carbono. Imaginen seguir cada producto de cada una de sus 400 marcas para identificar sus emisiones. A eso le llamamos línea base, es el punto a partir del cual se harán las modificaciones para sus compromisos de reducción de emisiones. Al día de hoy la compañía emite, a nivel global, cerca de 100 millones de toneladas métricas de CO2 equivalente.

El asunto es que ya identificaron que los químicos que utilizan en la fabricación de sus productos de limpieza representan el 46% de las emisiones de carbono dentro de su división de Productos para el Hogar. No encontré cuanto representan esas emisiones en el contexto de todas sus 400 marcas, pero podemos imaginar que es apenas una fracción. Con ello no quiero demeritar este anuncio, al contrario, quiero enfatizar sobre el esfuerzo que conlleva para una compañía medir, identificar y modificar sus procesos para disminuir sus emisiones y cumplir sus compromisos con la salud del planeta.

El conglomerado mundial mencionó, durante el anuncio de su proyecto de descarbonización, que los agentes desengrasantes son los mayores componentes derivados del petróleo. Así que están invirtiendo en pequeñas compañías de biotecnología y químicos para financiar proyectos de investigación, tanto para buscar sustitutos creados a partir de plantas y otras fuentes biológicas como algas y materiales de desecho orgánicos, como para buscar la utilización del dióxido de carbono emitido y crear formulaciones de productos de limpieza que sean biodegradables y de bajo consumo de agua.

Su compromiso es lograr reemplazar estos derivados de petróleo por completo para el 2030 y su meta final es lograr que ser cero emisiones para el 2039, tanto en sus operaciones como las de sus proveedores, con ello se identifica como una empresa que se ha comprometido en el combate al cambio climático y actuado en consecuencia. Una excelente noticia sin lugar a dudas.

Así que una vez más terminaré diciendo que nos corresponde a todos poner nuestra gota para crear la ola verde, ciudadanos, empresas y gobierno. Cada esfuerzo pequeño y grande suma.

Me despido por ahora y espero que sus comentarios, les dejo mi correo Sotomayor.anam@gmail.com.

Gracias a La Chicharra y hasta la próxima semana.

 

Ana Sotomayor es graduada en Administración de empresa y candidata a maestría en Sustentabilidad (si todo sale bien). Su experiencia profesional incluye proyectos de eficiencia energética y energías renovables, y es una hábil profesional en el sector de la administración de la energía. Sus habilidades incluyen el identificar, evaluar y presentar de una manera entendible las oportunidades en el uso eficiente de la energía y sus aplicaciones. Tiene experiencia en servicios de consultoría de sustentabilidad y ha presentado soluciones y programas eficaces de manejo eficiente de la energía para distintos clientes incluyendo el sector privado, y gobiernos estatales y municipales. Actualmente tiene su propia firma de consultoría dedicada a la realización de auditorías energéticas, perfiles de consumo de energía, capacitación y trámites para la participación en el Mercado Eléctrico Mayorista. Su experiencia anterior incluye puestos administrativos y financieros en industrias medianas.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *