Celuloide: How to sell drugs online

Celuloide: How to sell drugs online

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixEn esta ocasión hablaremos de la serie alemana How to sell drugs online (fast), una serie creada por Philipp Käßbohrer y Matthias Murmann, de sólo seis episodios estrenada en el año del 2019. Apenas unos días atrás se estrenó la segunda temporada en México.

La serie está inspirada en hechos reales se basa en la experiencia de Maximilian S un joven que se convirtió en el traficante de drogas más famoso de Alemania, creador de Shiny Fleks, la tienda online donde el emprendedor vendía drogas. El adolescente llegó a reunir más de dos mil millones de dólares en bitcoins pero finalmente fue condenado por sus delitos, al ser juzgado como menor de edad solo recibió siete años bajo custodia.

Podemos decir que la serie está dirigida a un público adolescente, y hace uso de los lugares comunes: estereotipos de nerds vs populares, sin embargo no por ello deja de ser interesante para otras edades. En momentos cómica en otros dramática, la historia agridulce nos describe la vida de Moritz (Maximilian Mundt) y Lenny (Danilo Kamperidis) dos jóvenes de secundaria que podrían ser considerados como nerds o geeks o hasta gamers (sobre todo Lenny) por su habilidad con la tecnología y la programación. Los personajes son retratados como ingenuos, sin malas intenciones, por un lado Moritz intenta recuperar a Lisa (Anna Lena Klenke) su novia de toda la vida, digamos que es el giro romántico de la serie. Del otro lado se nos describe a Lenny, un personaje discapacitado que más que nada busca ser aceptado y reconocido.

Por la manera que esta filmada y montada la serie pareciera que se hacen guiños a directores de la talla de Tom Tykwer quien es el que filmo películas como Lola rennt (1998). Sobre todo por los recursos y el tipo de narrativa acelerada a la que recurre de manera frecuente incluso al tipo de fotografía.

También evoca series clásicas como Breaking bad (2008) ya que el personaje toma decisiones más frías y ambiciosas cada vez, señal de que el mundo de las drogas y el dinero lo van transformando como una especie de “Walter White adolescente”. A pesar de que no es la propuesta más original e innovadora de la plataforma Netflix, resulta muy sencilla de digerir, con una narrativa ágil e interactiva que alterna un ritmo acelerado y que se ralentiza después. Moritz y otros personajes nos van contando la historia frente a la cámara, como si fuera un documental con la idea de hacerla aún más realista e innovadora, pero el recurso ha sido tan utilizado que ya no resulta tan novedoso ni tan efectivo. Para mi gusto hay buena música y muy buena fotografía que retrata la vida campirana de Alemania y la modernidad de los recursos tecnológicos, seguido se proyectan diálogos y audios que los personajes realizan desde sus celulares.

En conclusión creo que la serie sin ser la más original logra el propósito de entretener, Moritz y Lenny intentan abrirse paso como nerds en un mundo dominado por los populares. Incluso su hermanita menor nos la describen como más exitosa a través de las redes sociales. Ellos parecen evocar la vida de los genios tecnológicos como Zuckerberg o Bill Gates pero se han ido por el camino equivocado. No nos describen exactamente como han logrado programar dentro de la famosa darkweb pero si se abordan temas relacionados con el cibercrimen, de una forma fácil de entender para las personas que desconocemos sobre el tema. Definitivamente logra hacer pasar momentos divertidos con capítulos cortos que duran menos de media hora.





– PUBLICIDAD –SUM Comunicación


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *