Urantia: Finestra

Urantia: Finestra

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

“Hay almas a las que uno tiene ganas de asomarse, como a una ventana llena de sol”.
García Lorca

 

Miguel Manríquez Durán
Miguel Manríquez1: Desde joven percibí el sábado (shabath) como un buen día. Poco después de las dos de la tarde, me pagaban salario en el astillero donde trabajé con más voluntad que eficiencia. Era día de comprar libros. Para ser exacto, Simónides de Ceos, el griego, llegó a mi biblioteca gracias a la construcción de barcos. Su portentosa memoria y precisión fue la base para mi convicción de que la memoria es la única herramienta performativa. Es la necesidad de hacer que algo suceda. Entonces uno cuenta como recuerda y no como sucedieron las cosas. Sólo se tiene la voluntad de retención y la sed de vencer con la palabra al tiempo. La mnemotecnia de Simónides no sólo es cualidad y método sino también condición para la metáfora. La memoria es fundamental porque “no se puede saber hoy de qué estará hecho el día de mañana.” dice el poeta de Ceos. No sólo es, por decirlo de algún modo, el primer poeta en reclamar pago (misthou) por sus epinicios, ditirambos y odas, sino también cantor de Las Termópilas. Es memoria y exactitud, metaforización y silencio. La memoria es intención de mirar para ir de un lugar hacia otra parte.

En Simónides, está otra relación fundamental del poeta que acerca dos aparentes opuestos: pintura y poesía. Esto fue innovador en la cultura griega, un manera de concebir y practicar la actividad poética.

Separador - La Chicharra

2: “La posibilidad de quitarse la máscara en todas las ocasiones es una de las raras ventajas que reconozco a la vejez”, dice Yourcenar. Por ello confieso mi obsesión por imágenes y pinturas con ventanas. El simbolismo de la ventana no es nuevo. Es más bien complejo y transgresor. Las ventanas son pasado y esperanza, felicidad y futuro, unen mundos y corazones, son tránsito del interior al exterior, son movimiento de la imaginación y el alma yendo de un lugar hacia otro. Mientras las ventanas nos lleven a la experiencia propia o la de otros estamos a salvo. La ventana siempre es mirada, memoria e imaginación. “Después de todo el peor crimen es la falta de imaginación”, escribía Oscar Wilde en De Profundis en 1897. Por ello, la memoria es exacta imaginación. En Simónides, la mnemotecnia es imaginación y precisión.

Separador - La Chicharra

3: Simónides: “La pintura es poesía silenciosa, y la poesía es pintar con el regalo de la palabra”. La Noia en la Finestra (La muchacha en la ventana, 1925) de Salvador Dalí es una pintura indeleble en mi recuerdo y corazón. Es memoria de la memoria. Expuesta en Madrid, es de un realismo vaporoso y discreto, oceánica y etérea la escena que por su sencillez es mansa intimidad y serena precisión. Cyrill Connolly lo expresa mejor: los seres humanos tienden a ser libres y ser libres es estar solos. En el cuadro, la muchacha busca escapar o tal vez entrar al mar. Todo invita a abandonar la habitación de las certezas, lanzarse al mar y transgredir los propios límites. Ella de espaldas al espectador contempla y es contemplada. Por si fuera poco, se muy bien que si da vuelta y me encara no habrá sorpresa alguna en su identidad. Desde siempre, ese cuadro me da la certeza de un rostro familiar y sereno: es Ale, la romana, diciéndome: “Sin darme cuenta me encerraron fuera del mundo”. Supongo que por ello viaja sin más razones que la aventura y mirar el mundo como es. Nunca vacilará en irse muy lejos, más allá de cualquier lugar conocido, sin importar países y fronteras, más allá de todo horizonte y toda creencia. Tiene un rostro fascinado por el deseo de ser paseante desconocida en una ciudad en la que nunca ha estado. Bien dice Lao Tzu: un buen viajero no tiene planes fijos ni la intención de llegar. Entonces sólo musito: Cuando se abra una ventana/ habrá un consuelo- ./ Más las ventanas no están, o no puedo/ encontrarlas. Y mejor quizás que no las halle./Acaso la luz sea un nuevo tormento./ Quién sabe qué cosas nuevas mostrará (Kavafis).




Miguel Manríquez Durán. Poeta.


SUM Comunicación
SUM Comunicación

– PUBLICIDAD –


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

2 comments on “Urantia: Finestra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *