Celuloide: Dark

Celuloide: Dark

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixDark (2017) es una serie de tv alemana acerca de ciencia ficción y viajes en el tiempo creada por Baran bo Odar y Jantje Friese. Desde un inicio ha sido frecuentemente comparada con Stranger things (2016) ¿Porque si se parecen? En Dark los hechos ocurren en un pueblo ficticio llamado Winden donde la misteriosa desaparición de un niño detona toda la trama. En Stranger things el pueblo ficticio se llama Hawkins, un niño llamado Will desaparece.

En Dark existe una planta nuclear que parece guardar una relación ambivalente con los personajes, es la fuente de trabajo de muchos de ellos pero a la vez se le percibe como una latente amenaza para sus habitantes. En Stranger things parece que el gobierno realiza experimentos con los habitantes en un laboratorio científico cercano.

Ambas series giran alrededor de la nostálgica década de los ochentas. Pero dejemos descansar aquí la comparación con la serie norteamericana y analicemos la serie alemana. Dark no se dirige específicamente a un público adolescente o infantil. Se podría decir que su narrativa no es fácil de digerir, con frecuentes saltos en el tiempo donde se alterna la vida de los mismos personajes en diferentes épocas. El bosque y la famosa cueva son personajes activos que interactúan con la obscuridad de los personajes, donde todos parecen guardar secretos entre sí.

Los creadores de la serie le brindan un toque de suspenso muy obscuro, muy europeo, en ocasiones recordando a directores como Lars Von Trier o Darren Aronofsky, en otras acercándose más a una narrativa más al mundo surreal de David Lynch, pero en este caso los villanos de las películas “a lo Hollywood” no tienen lugar. Son más bien humanos egoístas inmersos en una crisis existencial luchando por saciar su curiosidad y su necesidad de entender el mundo y manipularlo a su favor. Es verdad que hay personajes cono Noah o Claudia que les llevan ventaja a los demás en cuanto al manejo de “los viajes en el tiempo” pero la trama parece desarrollarse alrededor de Jonas, junto al cual vamos descubriendo las identidades y destinos de los involucrados.

Películas como Back to the future (1985) han tratado de describir que es lo que nos ocurriría si pudiéramos viajar a través del tiempo, pero en Dark el encuentro con uno mismo no está prohibido como en la imaginación de Robert Zemeckis, aquí la dinámica parece inclinarse más al caos reflejado por Rick and Morty (2013) donde el encuentro con uno mismo no solo es posible sino además alimentado por universos paralelos donde si bien el pasado alimenta el futuro , el futuro constantemente retroalimenta al pasado. Hay constantes alusiones a Albert Einstein, la lucha de la luz contra la obscuridad, la contemplación y la búsqueda de dios en cuestiones tan obscuras como el tiempo.

Es una serie altamente recomendable, con excelentes actuaciones y con guionistas que no siguen una lógica “a lo Hollywood”, hay constantes alusiones filosóficas y referencias literarias que lograran envolver a la audiencia en una atmósfera cargada de misterio y suspenso.

Sus creadores han declarado que su intención es dar origen a una tragedia griega moderna y con ello nos revelan la formula central con la cual se teje la trama de serie: héroes que se rebelan contra el destino marcado por los dioses, quienes parecen divertirse con su insolencia. Personajes que pretenden escapar de su futuro ante el cual sucumben una y otra vez como en un laberinto que lleva hacia el mismo lugar.





– PUBLICIDAD –SUM Comunicación


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

One thought on “Celuloide: Dark

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *