Celuloide: Mother

Celuloide: Mother

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixDesde que comenzó su carrera a fines del siglo pasado el director estadounidense Darren Aronofsky ha sido un platillo difícil de digerir. Pi: El orden del caos (1998) nos narra la vida de un matemático que busca encontrar en los números la fórmula que lo controla todo en el universo. Si con la primera obra había dado de que hablar con su siguiente filme sobre las drogas: Réquiem por un sueño (2000) se convertiría en una de las nuevas grandes promesas del cine de culto a nivel mundial. Después vendrían La fuente de la vida (2006), El luchador (2008), Cisne negro (2010), Noé (2014) hasta llegar a Mother! (2017).

Para los que están familiarizados con su filmografía sabrán que al director Aronofsky recurre a historias y personajes que abordan temas existenciales, búsqueda espiritual que raya en lo religioso, una buena banda sonora, y es considerado por algunos como un director surrealista. De cualquier manera al realizador estadounidense no le gusta dar el arte a cucharadas, digamos que prefiere dejar un amplio margen de interpretación a la audiencia aunque esto se traduzca en críticas o malentendidos.

Mother! es un buen ejemplo de ello, si nos detenemos a describirla de manera simple, podríamos tacharla de absurda o sin sentido. El personaje de Javier Bardem es un poeta vive una crisis creativa junto a su mujer, personaje que interpreta Jennifer Lawrence. Ambos viven en una apacible casa en medio del campo y de pronto comienzan a recibir visitas inesperadas que se van quedando más tiempo del que la mujer quisiera. Desde un inicio, el director nos ubica en la confusión junto al personaje de la mujer, que no entiende porque su pareja recibe a desconocidos en la tranquilidad de su hogar. Hogar que ella ha reconstruido y remodelado con suma devoción y cuidado. Cuando menos pensamos la casa está inundada de invitados, el poeta finalmente logra escribir un libro que es aclamado por las multitudes, la mujer se embaraza y al parecer el escritor entrega a su primogénito a las masas para su posterior sacrificio. De entrada, el planteamiento nos da por pensar acerca de su tendencia a abordar pasajes bíblicos y reinterpretarlos a su manera.

Al observar a estos personajes encerrados en una casa me pareció que estaba viendo a un seguidor de Luis Buñuel, y que se había inspirado en la película surrealista de El ángel exterminador (1962). Un grupo de burgueses celebran una reunión donde al terminar la cena se dan cuenta que no tienen la voluntad para salir de la casa. Al pasar de los días los recursos para sobrevivir van escaseando y la civilidad y buenas costumbres se van diluyendo a medida que los instintos primitivos van emergiendo.

Según las interpretaciones basadas en las declaraciones del director se dice que el poeta representa a dios y su mujer es la madre naturaleza que nos ha dado la tierra, representada por su casa en medio del paraíso. Los invitados al inicio, Ed Harris y Michelle Pfeiffer representan a Adán y Eva que después de comer el fruto prohibido, el diamante en forma de corazón, engendran a Caín y Abel. Estos después cumplen su destino al pelear a muerte por celar a su padre.

Este bestseller que publica el poeta parece representar a los diez mandamientos y como todas las nacionalidades los interpretan de manera diversa, la película nos plantea la confusión y el fanatismo religioso que predominan en la actualidad.

Hay momentos donde la madre naturaleza no entiende porque dios sigue perdonando al hombre a pesar de que destruye su paraíso con guerras, la sobrepoblación y explotación de los recursos naturales. El colmo viene cuando al engendrar un hijo el poeta lo entrega al hombre y es después sacrificado para comer de él, una vez más dios le pide a la madre que perdone al hombre, quien pide perdón, pero vuelve a caer en los mismos errores una y otra vez. ¿Se trata de Jesús y como dios perdona al hombre a pesar de todo? ¿El sacrificio representa la comunión?

Parece que Aronofsky nos describe como el hombre se comporta respecto al mundo espiritual y la naturaleza. También hay momentos donde parece describir a dios como un arrogante que desea cada vez más feligreses que lo admiren, al parecer aquí el autor hace referencia a dios convertido en iglesia. Al final parece que la madre naturaleza se autodestruye para acabar con las criaturas autodestructivas y dios da inicio a un nuevo ciclo para intentar dar otra oportunidad a su creación. ¿Se refiere a la reencarnación? ¿Un renacer espiritual? La ventaja que da la película es que cada espectador podrá hacer su propia interpretación acerca de las escenas que Aronofsky nos propone, la recomiendo ver más de una vez.





– PUBLICIDAD –SUM Comunicación


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

One thought on “Celuloide: Mother

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *