Celuloide: VIS A VIS

Celuloide: VIS A VIS

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Por Jesús Ricardo Félix
Jesús Ricardo FélixVis a vis (2015) es una serie de televisión española producida por Daniel Écija y Álex Pina. La serie es protagonizada por Maggie Civantos y Najwa Nimri que también aparece en La casa de papel interpretando a la inspectora Alicia Sierra. El título se refiere a las visitas que reciben los reclusos donde normalmente se tienen relaciones sexuales. La historia nos narra las aventuras de Macarena Ferreiro, una mujer ingenua que es engañada por su amante en nombre del cual comete varios fraudes. Es encerrada en la prisión de Cruz del sur en donde debe reinventarse y aprender a sobrevivir en un mundo que desconoce. Ahí aparece el personaje de Zulema interpretado por Najwa Nimri quien se roba el show con su carisma.

Teniendo estos elementos para entender un poco lo que sucede, uno de los rasgos a destacar es que en la serie juegan al límite del racismo. Para empezar la rubia prototipo de belleza europea es la protagonista ingenua que ha caído en prisión casi por error. Zulema es de origen Árabe, ¿tal vez de ahí le viene la maldad? Es un poco lo que nos sugiere la serie, ya que su novio Hanbal Hamadi alias el egipcio es un malvado terrorista musulmán que acosa a la familia de Macarena. Los guionistas parecen ondear la bandera de la islamofobia muy en alto ya que después se inventan a Karim el Sirio, otro malvado extranjero que ha venido al primer mundo a aterrorizar la sociedad española. Después de ahí aparece el policía de origen asiático al que le llaman: chino. El de origen mexicano al que le llaman frijolito o jalapeño. La mujer de origen afro es la negrita o chocolate, o simplemente rizos. La policía mexicana que aparece en las últimas temporadas que necesariamente tenía que tener un pasado obscuro de asesina y secuestradora. Como he dicho muestran el racismo de manera muy jocosa como en un juego donde se vale poner motes a todo lo que no huela a europeo, que es una clase de racismo a fin de cuentas.

Después viene la parte obvia donde se hace una fusión de todas las series norteamericanas relacionadas con la prisión: desde Prison break (2005) hasta llegar a Orange is the new black (2013). Después de evidenciar esta americanización ya conocida de la televisión española pasamos a otro tema que también llama la atención de la serie. Se trata del sello de misandria que se le imprime, todas las mujeres parecen estar encerradas ahí por culpa de la maldad del hombre. Macarena fue engañada por su amante, Sole quemo a su marido porque la golpeaba, Zulema mato al hombre que la traicionó, Rizos fue violada por un guardia.

Después si analizamos a los hombres de la serie no quedan muy ben parados, el hermano de Maca es un tonto que no sabe cómo actuar, el papá es un ex policía que primero se arriesga a ir en contra de un peligroso terrorista por nueve millones de euros y luego sugiere ir a devolverle el dinero, contrastes absurdos. Castillo es un policía que nunca se entera de nada, siempre aparece como víctima de la astucia de Zulema. Fabio es un carcelero cuyo machismo ha dejado invidente a su esposa, aparte que la engaña con Macarena y en su ambigüedad provoca que le tengan que dar más años a la protagonista. Palacios es un guardia inútil, ni hablar del doctor argentino que es un psicópata violador. Aquí las mujeres son retratadas como víctimas a pesar de que entre ellas hay traficantes, asesinas, ladronas. Argumentos irreales, buenas actuaciones de un par de actrices, sobre todo Najwa Nimri que termina jugando un rol de Joker. Se utiliza el formato de entrevistas de manera intermitente para tratar de inyectar con más realismo a la ficción.





– PUBLICIDAD –SUM Comunicación


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *