De mente abierta y lengua grande: Presentación

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Chef Juan Angel | @chefjuanangel
“¡Qué cabecita tan cerrada!” gritaba mi mamá cuando nos negábamos a cambiar de rumbo, desobedecíamos una orden o usábamos mal los cubiertos. Y si, la cabeza cerrada es el gran problema de la humanidad, el origen de conflictos y la responsable de la ausencia de muchos placeres, y me refiero a los gastronómicos.

Aprender a comer es doloroso, literal, muy doloroso en ocasiones: cuando un hueso de pescado nos atraviesa el paladar, cuando sufrimos un espasmo olfativo ante el fuerte aroma de un trozo de salmón o el famoso “congelamiento de cerebro” ocasionado por no administrar el consumo de alimentos o bebidas frías.



Así como nos preocupamos por la educación sexual, deberíamos invertir tiempo en la educación gastronómica, quizá, de esta manera el ser humano tendría menos posibilidades de enfermase y más oportunidades de tener grandes orgasmos mientras disfruta un sin fin de aromas y sabores que el mundo nos ofrece.

Hemos escuchado grandes discusiones sobre cómo encontrar el punto G para lograr el máximo placer, creyendo que el sexo es la cima de las sensaciones orgásmicas que podemos alcanzar, sin embargo, el sexo no logra estimular tantas emociones como una alimento puesto en un paladar de mente abierta: desde la evocación de una nostalgia, el recuerdo de un encuentro, las lágrimas de asombro y en última instancia, la satisfacción de una necesidad fisiológica.



Comer implica abrir la mente y educar la lengua para que sea tan grande como un doctor de la universidad mas prestigiosa; una lengua que reciba todas las sensaciones y las conecte a los recuerdos, que nos erize la piel y nos nutra de nuevas historias, de nuevas sensaciones, tan infinitas como el número de sabores y aromas que existen.

Comer, también nos hace cultos, requiere un esfuerzo extra al de engullir como animales sin raciocinio, en ese momento, cuando podamos contar nuestra vida mediante la experiencia de sabores y aromas que nos entrelazan con otros humanos, creando comunidad; en ese momento podemos denominarnos personas de mente abierta y lengua grande.



Chef Juan Angel – Licenciado en Periodismo y chef profesional, conductor de televisión, creador de contenidos gastronómicos y embajador de marcas de alimentos.


– PUBLICIDAD –


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *