Imágenes urbanas: Los Guarijíos al mundo

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

En recuerdo del Antrop. José Abraham Franco Osuna (QEPD).
Hermosillo, Sonora, 16 de diciembre de 1996.

Por José Luis Barragán Martínez
José Luis Barragán
En el extremo Norte de Hermosillo, calle Huachinera, colonia Carmen Serdán, vive el antropólogo José Abraham Franco Osuna, 43 años de edad, nativo de esta ciudad capital y catedrádico de la Universidad de Sonora desde 1980.

José Abraham es casado con la señora Gloria Teresa Vega Altamirano, con quien ha procreado dos hijos: Carlos Abraham y Jazmín.

En 1981-1982, José Abraham realiza una investigación de campo sobre los Guarijíos en el municipio de Álamos, en la comunidad de Mesa Colorada.




Los Guarijíos como es sabido, ocupan la región sureste del estado de Sonora, en el área colindante con Chihuahua, dentro de los municipios de Álamos Y Quiriego. Este grupo étnico fue desconocido como tal, con lengua, historia y cultura propia, hasta que hace aproximadamente 25 años empezaron a recibir apoyos de las instituciones.

En Noviembre de 1992, el maestro Abraham en representación del Departamento de Sociología y Administración Pública de la UNISON, asiste al coloquio sobre Cultura Indígenas del Noroeste, organizado por el Museo Nacional de Antropología e Historia en la ciudad de México, en donde presenta su ponencia sobre sobre los Guarijíos.




En esta ocasión, lo contacta el también antropólogo Fernando Cámara Barbachano, asesor en México de la Enciclopedia de Culturas del Mundo, a publicarse por la Universidad de Michigan, USA, quien le propuso participar con su trabajo en dicha obra.

Casi un año después, en septiembre de 1993 y sin esperarlo, llega a Hermosillo la invitación formal para José Abraham por parte del maestro de la Universidad de Yale, David Levinson, director del proyecto de la enciclopedia, haciéndole llegar también un formato donde se indicaba el tipo de datos que se requerían, así como la copia de otro trabajo ya publicado a semejanza del cual quedaría el de los Guarijíos.




En abril de 1994, el material es enviado en diskette a la prestigiada institución educativa.

El 6 de noviembre de 1995, nuestro maestro universitario recibe la sorpresa de que la enciclopedia ha sido terminada y que su colaboración sobre la etnia sonorense aparece en el Tomo número VIII de América, América Central y el caribe, cuyo editor es James W. Dow.

El maestro Franco está contento, es válido sentirse satisfecho cuando se ha sido útil a la comunidad de la que se forma parte.

Platiqué con él en el porche de su casa, ambos en respectivas poltronas, me mostró y regaló copia de su trabajo publicado en la enciclopedia, en donde ocupa las páginas de la 117 a la 120.




El maestro Franco está contento, y sentí que su entusiasmo desbordado alcanzaba a la Eusebio Kino y Jacinto López, colonias circundantes… y más allá.

Se vale estar contento, cómo no se va a estar satisfecho, si desde la colonia Carmen Serdán, al Norte de Hermosillo, se proyectó al mundo la existencia del grupo étnico Guarijío, una de las raíces cultuales del sonorense, orgullo de México.




*Por José Luis Barragán Martínez, colaborador


– PUBLICIDAD –


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *