“Rucuerdos” del alma: Armando Moreno Gil

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Originario de Ojo de Agua, muy cerquita de Cananea, Sonora, Armando Moreno Gil ha dedicado “sin querer en un principio”, y luego queriendo con toda el alma, su vida a la radio, tanto que en esto lleva 47 años.

Por Karla Valenzuela
Proveniente de una familia de locutores, – cinco han estado relacionados con la radio, Fabián, Pancho, Mario, Luis Rey y él-, desde finales de los años 60’s, se ha desempeñado en la comunicación, ya fuera como reportero, como conductor, como jefe de programación, como maestro de ceremonias y hasta, a veces, como cronista deportivo.

“Yo entré accidentalmente, porque yo nunca creí que pudiera hacer esto; y es que yo no tenía nada de aptitudes artísticas, nunca me alboroté ni de niño. Yo tendía más a los trabajos prácticos, manejaba mucho las llaves, tenía muchas herramientas y me empecé a desempeñar como plomero, como mi padre”, explica Armando.

A Hermosillo, con todo y su familia, llegó en 1960, cuando él tenía 13 años. Tiempo después, por azares del destino, cuando Armando Moreno tenía su taller de plomería y le daba servicio a muchas casas del centro de la ciudad, inclusive a la casa que luego albergaría a Radio Sonora, su hermano Mario, que ya trabajaba en Radio Universidad le pide que lo cubra como locutor.

“Yo llegué y prendí todo, y anuncié tres poemas y no sentí nada, como si hubiera estado ahí toda la vida”, recuerda.

Ese mismo día conoció a Manuel Canale, hermano del rector, a quien le explicó que él nunca había trabajado en la radio y que llevaba ahí justamente una hora 40 minutos.

“El primer transmisor de Radio Universidad lo hizo precisamente el ingeniero Manuel, graduado en electrónica, y vivía en la Ciudad de México y venía esporádicamente a checar todo”, dice.

AMG-01

También ahí conoció al profesor Alberto Estrella, quien les había enseñado a sus hermanos a actuar y a mejorar su dicción.

“Un día se apareció ahí, y bajó y me dijo ‘te vengo a felicitar por tu dicción; y eso fue – ya después caí en cuenta- de que siempre traté de imitar la voz de mi hermano Mario, y así fue como aprendí. Ahí sólo duré 20 días y luego me retiré de eso”, señala.

Él todavía seguía pensando que la plomería era lo suyo; era bueno en eso y, además, ganaba mucho dinero en ese oficio. Hasta que un buen día, Arturo Merino, entonces Jefe de Programación en Radio Universidad, le llama para ofrecerle una plaza.

“Cuando entré al lugar para entrevistarme con Arturo Merino y vi la discoteca, ahí perdí; dejé el taller por una beca de 450 pesos. Esa discoteca yo la hice crecer enormidades; yo compré más de la mitad de los discos que ahí había. Ahora, los acetatos están en el museo, pero es un mundo de música el que hay ahí, ojalá todavía los conserven”, sentencia.

Deja Radio Universidad

En 1985, ya trabajaba en La Poderosa, una radio comercial –pese a lo que él siempre había pensado sobre nunca hacer un anuncio comercial- y también estaba ya en Radio Sonora, de la que había sido fundador.

Tarde o temprano, Armando Moreno dejó Radio Universidad, el dice que por el alcohol y la dinámica tras una lucha extensa del Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad de Sonora, del cual su padre, Teclo, había sido fundador.

“Yo me fui a la huelga con mi padre, a finales de los 70’s; esa fue una huelga que duró más de 100 días”, expresa.

Su familia estuvo siempre interesada en la política, y más aún en esos años de la huelga, que a él le dejó una rutina que inmiscuyó poco a poco más el alcohol hasta que un buen día abandonó el proyecto de Radio Universidad y sólo trabajó en La Poderosa y en Radio Sonora.

“Esa radio (La Poderosa) nació con mucho ángel; cuando estaba en el periodo de pruebas, estaba en el primer lugar en el rating; la bronca era mantenerla (… ) Un día se me ocurrió decir ‘cómo piden a este cantante aquí,’ refiriéndome a Vicente Fernández, a quien yo no conocía, y así comencé un programa, con discos que la misma gente me prestaba para que los pasara, y el programa fue muy exitoso”, asegura.

 

AMG-02

En campaña

En Radio Sonora comenzó en 1982, pero algún tiempo estuvo aún como eventual. Antes, alternaba su vida como locutor y también como parte del equipo de la voz oficial en campaña, en este caso, del PRI, Rodolfo Félix Valdés, aunque ya en el sexenio de Samuel Ocaña había grabado cosas para campaña.

Pero con Félix Valdés, le ofrecieron andar con el candidato todo el tiempo, hacerla de reportero y hacer enlaces para todo el Estado.

“Me fui y, aunque yo nunca había hecho eso, me fue a Arizpe y tomé el inicio de la campaña y escribí lo que pude. Cuando quise hablar, no pude, me trabé. Iba pasando Ricardo (Acedo Samaniego) por ahí, de pura suerte, y le expliqué que me trabé y le dije que él hiciera esta bitácora y que yo lo iba a oír y aprender de ahí”, rememora.

Luego de escuchar el ejemplo, Armando Moreno Gil pudo desempeñarse de manera adecuada, con una destreza innata, tanto que le ofrecieron ser parte del equipo de Félix Valdés ya como gobernador.

En ese sexenio, cuando Jossie Robles estaba en la dirección de Radio Sonora, Armando se quedó también, pero como Coordinador General y, más tarde, se fue como Gerente de Producción en Canal 6.

“Fue una buena época para Canal 6, porque Abelardo Casanova y yo nos llevamos al Choby, a García Márquez, súper creativo, y entonces hicimos spots que se hicieron famosos; empezamos a vender bien y, además, vendíamos la producción y lo transmitían también en Canal 12”, explica.

Una “fabulosa” programación

Con Armando, comenzó el auge de un programa en Radio Sonora: “Los fabulosos 60’s”, una propuesta que comenzó diariamente, primero con media hora de música repleta de nostalgia, de dinamismo, de diversión y luego de una hora, y después de dos. Así duró su programa 17 años. Un programa al que inicialmente él quería titularlo “Rucuerdos del alma

Entrando este sexenio, se acabó Los Fabulosos 60’s, y nació “Puras de aquellitas”, un programa bajo la misma perspectiva, pero ahora sabatino, de 11:00 a 13:00 horas.

“Son grupos, pero pongo de todo, de los sesentas, setentas y hasta ochentas, y a veces pongo boleros, solistas y hasta rancheras, como era la programación de La Poderosa”, dice.

Además, tiene el programa “Fiesta mexicana” los domingos.

 

Vale la pena dedicarse a esto

De mirada serena, de voz grave pero dulce, siempre amistoso, Armando Moreno Gil que no tiene recuerdos feos de su trayectoria.

“Hay una canción de Roberto Carlos que todos los días ponía, “Progreso”, y al principio me hablaban para decirme que si por qué la ponía todos los días. Un día me invitaron a dar una plática en la Unison y cuando alguien me dijo que ya no pudiera esa canción y que daban ganas de cambiarle, yo sólo dije: ‘pues cámbiale´; y es que a esa hora, a las 2 de la tarde, los niños van con sus papás y traen prendido el carro, y los niños van a terminar por aprendérsela y si a uno de ellos, cuando sea joven, le interesa el medio ambiente, vale la pena poner esa canción todos los días”, recuerda.

Ahora, después de muchos años, a través de las redes sociales, se reporta gente que entonces escuchaba la canción y, también gente que recuerda obras como “Quizás seamos hermanos”, entre otras.

 

Armando Moreno Gil señala que aún ahora, el tiempo no le alcanza para ponerle a la gente en la radio las cosas que quisiera transmitir, pero el hecho de que a alguien se le quede grabado algo es una gran satisfacción.

Ahora, él sabe que la radio sí es su vida, que nació para esto y que el ser de familia de locutores de alguna manera lo marcó, y también a todos nos marcó su voz para siempre.

 

AMG-05

 

 


SUM Comunicación. Somos tus ideas


 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

6 comments on ““Rucuerdos” del alma: Armando Moreno Gil

  1. Armando, gracias por tu dedicacion a la radio. Por ese medio nos has proporcionado momentos muy gratos. Muchas gracias y adelante

  2. Excelente trayectoria de un hombre de convicción, de valores de eneńanza y formación, muchos hemos sido mejores gracias a su solidaridad su generosidad de compartir, persona muy importante y necesaria estos tiempos.

  3. Siempre admirado, Armando Moreno Gil merece muchos homenajes por su trayectoria de dedicación a los medios y a la divulgación socio-cultural. Ésta es una manera de homenajearlo desde La Chicharra.

  4. MUCHAS VECES NOS EQUIVOCAMOS AL ESCOGER UNA CARRERA O UN OFICIO A QUE DEDICARNOS EN LA VIDA PERO VAMOS CAMINANDO Y ENCONTRANDO VEREDAS DE LAS CUALES ALGUNA HEAMOS DE TOMAR Y ES COMO LLEGAMOS A REALIZARNOS EN ALGO QUE NI IMAGINABAMOS . MUCHAS FELICIDADES PAISANO YO TE OIGO EN RADIO SONORA DESDE QUE ESTABA JOVEN EN CANANEA EN RADIO SONORA QUE TUS SATISFACCIONES SIGAN SIENDO MUCHAS MAS Y QUE LA SSALUD LA FE Y LA ALEGRIA ESTEN PRESENTES EN TU VIDA CADA DIA . BESOS AMIGO Y GRACIAS POR DARNOS TANTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *