Urantia: Passarola

Urantia: Passarola

Lo humano me satisface pues ahí encuentro todo, hasta lo eterno. Margueritte Yourcenar.   Miguel Manríquez Durán 1: Amar causas perdidas parece ser ya una vocación honorable. “No existen las causas perdidas“, me dijeron. Desde entonces me dedico a imaginarlas, construirlas con ahínco y disciplina poco recomendable. No es un buen oficio. Tal vez por […]

Urantia: Finestra

Urantia: Finestra

“Hay almas a las que uno tiene ganas de asomarse, como a una ventana llena de sol”. García Lorca   Miguel Manríquez Durán 1: Desde joven percibí el sábado (shabath) como un buen día. Poco después de las dos de la tarde, me pagaban salario en el astillero donde trabajé con más voluntad que eficiencia. […]

Urantia: Harmonías

Urantia: Harmonías

La harmonía pitagórica quiere decir proporción de las partes en un todo que Pitágoras llamaba Kosmos (el conjunto de todas las cosas) cuyo orden podía ser pensado a partir de las matemáticas y la música, es decir, lo que se aprende por la vista y lo que se escucha por los oídos son caminos para purificar el alma: ver y escuchar la música de las esferas (cosmos).

Urantia: La mortificación nocturna (Nuktos Nekrosis)

“He hecho esta carta más larga de lo usual porque no tengo tiempo para hacer una más corta.” Blaise Pascal (1623-1662)   Miguel Manríquez Durán LIBRO PRIMERO: En un pasaje de Las Diabólicas, ese inolvidable libro de D´Aurevilly, está la historia de una mujer implacable cuyo secreto era que conocía la oscura fuerza de la […]

Urantia: Placeres

Urantia: Placeres

Para Daniel Salinas Basave, epicúreo.   Miguel Manríquez Durán 1: Por indicación médica estuve en cama un mes y, como todos, aislado en este Armagedon epidémico. Bien dicen que del dicho al lecho hay mucho trecho por eso desde ahí el mundo es un poco distinto: la lectura es fiel compañera. Bien dice Alain Badiou: […]

Urantia: Teurgia

Para Santiago   Miguel Manríquez Durán 1: Ya lo sabemos: la historia es trágica por su repetición. Los clásicos la contaron de mejor manera en ese portentoso ingenio que ahora llamamos mito. En el mito, los dioses antropomorfos nos permiten señalarlos por nuestras culpas y pecados porque no pueden ser juzgados ni castigados. Así salvamos […]